Mundo
Ver día anteriorJueves 18 de mayo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La soldado transgénero entregó a Wikileaks 700 mil documentos confidenciales

Chelsea Manning sale de la cárcel gracias a un indulto; estaba condenada a 35 años

Seguirá en el ejército de EU sin percibir sueldo, pero tendrá derecho a atención médica

Ap, Reuters y The Independent
 
Periódico La Jornada
Jueves 18 de mayo de 2017, p. 31

Kansas City.

La soldado transgénero Chelsea Manning salió en libertad este miércoles tras siete años de permanecer en una prisión militar por haber realizado una de las mayores filtraciones de documentos clasificados en la historia de Estados Unidos. Condenada a 35 años de prisión, obtuvo un indulto del presidente Barack Obama firmado poco antes de terminar su mandato. Manning robó y filtró al portal Wikileaks unos 700 mil documentos confidenciales, militares y diplomáticos.

La militar fue condenada en 2013 por violaciones a la ley de espionaje, robo y fraude informático al robar 700 mil documentos confidenciales militares y diplomáticos que entregó a Wikileaks. Se le absolvió del cargo más grave que era el de ayudar al enemigo. Obama le conmutó la pena que, sin embargo, sigue vigente.

Manning, de 29 años, abandonó el Barracón Disciplinario de Fort Leavenworth, en Kansas, a las dos de la tarde (hora local), informó el ejército. En prisión, Manning, quien en el momento de las filtraciones tenía 22 años y se llamaba Bradley, reveló su identidad de mujer transgénero y se le permitió comenzar ahí un tratamiento de hormonas para iniciar su transición. También tuvo dos intentos de suicidio el año pasado.

La ex oficial dijo que quería evidenciar lo que, a su juicio, era la indiferencia de las fuerzas estadunidenses ante las consecuencias de la guerra para los civiles. Señaló que no pensaba que la información filtrada perjudicaría a Estados Unidos.

El indulto de Obama provocó fuertes críticas en el Congreso y otros ámbitos.

Donald Trump criticó la ingratitud de Manning y este miércoles afirmó que nunca debió salir de prisión.

Paul Ryan, vocero de la mayoría republicana, tachó de escandaloso el perdón otorgado a la militar.

Manning agradeció al ex presidente y dijo que las cartas de apoyo de otros veteranos de guerra, así como de personas transgénero le provocan el deseo de trabajar para mejorar la vida de los demás.

Obama justificó su clemencia al afirmar que su caso era diferente al de Edward Snowden, ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional, quien huyó a Rusia tras filtrar documentos que comprobaban que el gobierno estadunidense espió a sus ciudadanos y a gobiernos de otros países. El ex mandatario afirmó que Manning, en cambio, enfrentó un juicio y se responsabilizó por su crimen. Agregó que la condena a 35 años de prisión era desproporcionada.

Foto
La primera imagen que publicó Chelsea Manning en redes sociales tras su liberación muestra sus pies, en lo que calificó de sus primeros pasos en libertadFoto tomada de Instagram

Los defensores de Manning alegaron que durante su estancia en prisión, y a pesar de tener permiso para comenzar su tratamiento de hormonas, su representada fue objeto de violencia en repetidas ocasiones, y que además no se le permitió dejarse crecer el cabello para tener un aspecto más femenino y acorde con su identidad de género.

Por primera vez, veo que tengo futuro como Chelsea, declaró. Imagino cómo puedo sobrevivir en el mundo exterior como la persona que soy y que puedo llegar a ser.

El ejército dijo que Manning continuará en servicio activo con un estatus especial sin sueldo que le dará derecho a la atención médica y a comprar en las tiendas con descuento para militares.

La página de Twitter de Chelsea aún tiene su rostro de varón como foto de perfil. Las primeras imágenes que publicó en la red social tras su liberación muestran sus pies, en zapatos tenis y pantalones negros, así como su mano sosteniendo una rebanada de pizza, en lo que ella llama sus primeros pasos en libertad.

En entrevista para la cadena ABC Manning criticó las políticas en materia de salubridad pública de Trump, pero dijo confiar en que esta pesadilla terminará pronto.

Amnistía Internacional exigió que se le brinde protección ahora que está en libertad y llamó a garantizar que otras personas que alertan sobre los actos ilegales de las autoridades nunca más reciban castigos excesivos y crueles. Agregó que la sentencia que se le impuso de 35 años de prisión era mucho más larga que las que se dan a militares culpables de asesinato, crímenes de guerra o violación.

Wikileaks en La Jornada