Mundo
Ver día anteriorLunes 10 de julio de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En vigor, el cese el fuego en Siria que pactaron los gobiernos de Estados Unidos y Rusia

El premier de Irak declara liberada la ciudad de Mosul; huyen los yihadistas
Foto
Haider al Abadi, primer ministro de Irak, acompañado por altos mando militares, a su llegada a MosulFoto Afp
Afp y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Lunes 10 de julio de 2017, p. 28

Bagdad.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, llegó a Mosul este domingo, ciudad liberada, donde proclamó la victoria sobre el grupo yihadista Estado Islámico (EI), tras casi nueve meses de cruentas batallas.

Abadi arriba a la urbe liberada de Mosul y felicita a los combatientes heroicos y al pueblo iraquí por esta importante victoria, indica un comunicado.

En una foto difundida en su cuenta oficial de Twitter, se ve al premier con un uniforme militar negro a su llegada a Mosul, ubicada en el norte de Irak, para anunciar la conquista de la ciudad. Sin embargo, no parece que la batalla haya terminado completamente, pues por la tarde del domingo todavía se escuchaban disparos y bombardeos.

Medios de prensa informaron que los combatientes del EI intentaban huir de Mosul atravesando el río Tigris.

La reconquista de Mosul es la más importante victoria de Irak desde que el EI se apoderó de la ciudad en una ofensiva relámpago el 10 de junio de 2014, antes de hacerse del control de grandes partes del corazón sunita del país y de proclamar su califato entre Irak y la vecina Siria.

Apoyada por la campaña de bombardeos aéreos de la coalición encabezada por Estados Unidos, la ofensiva iraquí redujo gran parte de la ciudad a escombros y obligó a miles de personas a huir.

En días recientes las fuerzas de seguridad abatieron a yihadistas que trataban de escapar en Mosul, mientras otros grupos oficiales iraquíes luchaban para recuperar las dos últimas áreas en manos del EI, cerca del Tigris. Hasta los últimos días de la batalla, miles de civiles seguían atrapados en la Ciudad Vieja.

Alrededor de 915 mil residentes huyeron de Mosul desde que comenzó la batalla por la ciudad, indicó Naciones Unidas esta semana. A finales del mes anterior, Abadi había publicado en Twitter: Estamos asistiendo al final del falso Estado (Islámico).

Los últimos yihadistas acorralados han opuesto una feroz resistencia en días pasados, pero sus esfuerzos por evitar que las tropas iraquíes lograran la que se considera la mayor derrota del EI hasta el momento llegaron a su fin.

Este domingo el mando conjunto de las operaciones en Irak había anunciado que 30 terroristas habían sido abatidos cuando intentaban cruzar el río.

La reconquista de esta gran ciudad del norte del país no supone, sin embargo, el fin de la guerra contra el EI, que aún controla algunas zonas en Irak y territorios del este y centro de Siria, donde su feudo de Raqa es objeto de asedio por fuerzas apoyadas por Washington.

Entre los cientos de civiles que huyeron en días pasados, los periodistas de Afp en Mosul vieron a 60 mujeres y niños traumatizados e inconsolables.

Mosul tiene una importante dimensión simbólica para el EI, ya que su jefe, Abu Bakr al Bagdadi, proclamó ahí su califato, en su única aparición pública.

La suerte de Al Bagdadi es incierta. Rusia afirmó en junio que probablemente lo había abatido en un ataque en Siria, pero nadie confirmó su muerte.

En Siria, mientras tanto, entró en vigor el alto el fuego pactado por Estados Unidos, Rusia y Jordania. El acuerdo anunciado el viernes por el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, llega justo antes de que las delegaciones del gobierno sirio y de la oposición se reúnan en una nueva ronda de conversaciones previstas en Ginebra a partir del lunes, con el fin de lograr un acuerdo de paz o al menos asegurar la ayuda humanitaria.