Mundo
Ver día anteriorJueves 10 de agosto de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Unos 300 migrantes fueron apaleados al tratar de cruzar, acusa AI

España ordena cierre de paso fronterizo en el enclave de Ceuta

La medida afectará el tránsito de mercancías por una semana

Foto
Serias dificultades enfrentan las autoridades fronterizas de Ceuta y Melilla, enclaves españoles en el norte de África, por medio de los cuales cientos de miles de migrantes intentan cada año llegar a suelo de la Unión Europea. La imagen, ayer en costas de CádizFoto Ap
Dpa y Sputnik
 
Periódico La Jornada
Jueves 10 de agosto de 2017, p. 28

Madrid.

España cerró este miércoles el tránsito de mercancías por un paso fronterizo de Ceuta, uno de los enclaves españoles en el norte de África por el cual sólo este mes ingresaron al país unos 260 inmigrantes, la mayoría de origen subsahariano. La medida es por una semana.

La decisión se conoció un día después de que El director de Amnistía Internacional (AI) en España, Esteban Beltrán, calificó de inaceptable la actuación de las autoridades españolas el pasado lunes en Ceuta, cuando –como muestran videos publicados por medios de comunicación– cerca de 300 inmigrantes fueron recibidos a golpes mientras trataban de cruzar a territorio español desde Marruecos atravesando un paso fronterizo.

Es inaceptable, tal como muestra el video, que se intente frenar la entrada de migrantes y posibles refugiadas a punta de patadas y porrazos, afirma Beltrán en un comunicado difundido por AI.

En un principio, la delegación del gobierno en Ceuta informó que un policía se rompió la tibia y el peroné tras ser arrollado por los migrantes, pero el video muestra que se lesionó intentando agredir a las personas que atravesaban el paso fronterizo.

El cierre de la frontera, ordenado por la delegación del gobierno en Ceuta en coordinación con las autoridades marroquíes, afecta el tránsito de mercancías, ya sea a pie o en vehículos, por el paso fronterizo del Tarajal, donde el lunes pasado agentes de seguridad recibieron a palos a unos 300 migrantes, de los cuales lograron cruzar 187.

La medida permitirá liberar personal policial para reforzar otros puntos de la delicada frontera ante los incesantes intentos de inmigrantes subsaharianos por ingresar, indicó la delegación del gobierno.

El cierre del paso demuestra la dificultad para controlar las fronteras de Ceuta y Melilla, enclaves españoles por medio de los cuales miles de migrantes intentan cada año llegar a suelo de la Unión Europea.

Un grupo de 73 personas logró superar el vallado fronterizo de Ceuta la noche del 1º de agosto. Desde entonces se sucedieron los asaltos, controlados por los guardias fronterizos hasta este lunes, cuando ocurrió el ingreso de los otros 187 por el paso del Tarajal.

La noche siguiente, fuerzas marroquíes y españolas contuvieron a otros 200 que se separaron de un grupo mayor hasta llegar a la valla para intentar romperla. Fuentes policiales hablan de una situación de constante alerta.

Juan Ignacio Zoido, ministro español del Interior, aseguró en julio que la cantidad de ingresos se duplicó en la primera mitad del año en comparación con el mismo periodo de 2016. Según sus datos, entonces se contaban 2 mil 266 intentos de saltar la valla en Ceuta, frente a los 3 mil 472 intentos de todo 2016.

Según la prensa española, unos 12 mil vehículos atraviesan cada día el paso de Tarajal con mercancías, a los que se suman unas 3 mil personas que cruzan a pie.