Mundo
Ver día anteriorLunes 16 de octubre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La oposición no reconoce los resultados del CNE y exige una auditoría a todo el proceso

Arrasan chavistas en 17 de las 23 gubernaturas en disputa electoral

Acude a las urnas 61.14 por ciento del padrón, en los comicios regionales venezolanos

Maduro convoca a celebrar y pide a Julio Borges acatar los resultados por el amor de Dios

Foto
El pueblo venezolano ha logrado el triunfo de la paz y la democracia por medio del voto, aseguró ayer el presidente Nicolás Maduro, en la imagen durante una reunión en el puesto de comando presidencial desde el Palacio de MirafloresFoto Xinhua/Presidencia de Venezuela
Afp, Reuters y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Lunes 16 de octubre de 2017, p. 27

Caracas.

El chavismo arrasó en las elecciones, sostuvo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al celebrar los resultados oficiales de los comicios regionales celebrados este domingo en los que el oficialista Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) ganó 17 de 23 gubernaturas en disputa, de acuerdo con cifras dadas a conocer por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que dieron a la oposición la victoria en cinco estados.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, dijo que con 95.81 por ciento de conteo final y una participación de 61.14 por ciento del padrón electoral, el chavismo obtuvo 17 gubernaturas con resultados con tendencias irreversibles, mientras sólo el estado de Bolívar sigue en disputa.

Minutos antes, el jefe del comando de campaña de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), Gerardo Blyde, exigió que se audite todo el proceso y advirtió: no reconocemos ninguno de los resultados.

Horas antes había declarado: “Tenemos serias dudas sobre los resultados que van a ser anunciados al país.

Dado el comportamiento sospechoso, inhabitual, muy diferente a la información que manejamos, queremos advertir al país y a la comunidad internacional, agregó.

El resultado representa un duro revés para la oposición, que incluso no pudo retener el estado central de Miranda, que en los pasados dos comicios controló el líder opositor y ex candidato presidencial Henrique Capriles. En esta entidad se impuso Héctor Rodríguez.

El oficialismo también derrotó al gobernador opositor de la región occidental de Lara, Henri Falcón, por intermedio de Carmen Meléndez.

El chavismo ganó además en la región sureña de Amazonas, que también estaba en poder de la oposición.

Los opositores ganaron en Táchira, Zulia, el estado insular de Nueva Esparta, Mérida y Anzoátegui.

El pueblo venezolano ha logrado a través del voto el triunfo de la Paz y la Democracia #VenezuelaVictoriaPopular, proclamó en Twitter el presidente Nicolás Maduro.

Victoria tajante. El chavismo arrasó en las elecciones, 17 gubernaturas por el pecho. La oposición lleva cinco, declaró Maduro desde un mitin en Caracas, y aseguró que también podrían ganar Bolívar.

Maduro afirmó que el chavismo también ganó la votación nacional, con “54 por ciento de los votos frente a 45 por ciento del sufragio opositor.

Tenemos 17 gubernaturas, 54 por ciento de los votos, 61 por ciento de participación, 75 por ciento de entidades y la patria se ha fortalecido. Les pido que celebremos con alegría, música, baile, pero en paz, con respeto al adversario, expresó.

Maduro pidió a la oposición reconocer los resultados. “A Julio Borges (presidente de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora) le envió un mensaje: por el amor de Dios, acaten los resultados transparentes.

Desde ya tiendo mi mano a los gobernadores de la oposición para trabajar por sus regiones desde ya latiendo, expresó Maduro en el Palacio de Miraflores, donde instaló su comando presidencial.

Agregó que hay algunos dirigentes descocados de la oposición que gritan fraude, y llamó a la MUD a reconocer los resultados. Ellos cuando pierden gritan fraude.

En su mensaje televisivo transmitido en cuanto se conocieron los resultados, Maduro afirmó: con las gubernaturas vamos a consolidar la paz en función del camino de la recuperación de la prosperidad económica, y llamó a sus compatriotas a consolidar la concordia en el país.

En cadena nacional, Maduro agregó: Todo indica que podríamos estar ganando en Bolívar, cuyo resultado oficial todavía está en disputa.

El chavismo está vivo, está en la calle y está triunfante, festejó Maduro, cuya impopularidad aseguran que ronda 80 por ciento, según la firma Datanálisis.

Previamente, el legislador opositor del partido Primero Justicia (PJ), Julio Borges, había declarado: Estos comicios se han venido dando bien.

Pese a las proyecciones que indicaban que la oposición ganaría en la mayoría de las entidades, el dirigente Henrique Capriles admitió que irían a esta elección en las peores condiciones ante las acciones del CNE, que a última hora reubicó 274 centros de votación en los que la oposición había ganado en el pasado y afectó al menos a 700 mil votantes. Lucena aclaró al respecto que hubo mesas que debieron moverse debido a la violencia.

La oposición ha reiterado que sus gobernadores no juramentarán ante la Asamblea Constituyente, porque considera que fue elegida de forma fraudulenta.

Al respecto, Maduro advirtió: El que no haga el juramento no asume el cargo y punto.

Más de 18 millones de venezolanos estaban llamados a sufragar para designar por cuatro años a los gobernadores de los 23 estados del país petrolero, después de cuatro meses de protestas que dejaron 125 muertos entre abril y junio.

Antes de la elección, el chavismo tenía 20 estados y la oposición tres.

Encuestadoras como Delphos y Datanálisis señalaban que si la abstención era baja la oposición podía ganar entre 11 y 18 gubernaturas de 23.

La oposición había pedido a sus seguidores superar la desilusión de no haber logrado el objetivo en las calles de sacar a Maduro del poder, y votar, más que por gobernadores, para castigar la gestión del mandatario.

Este fue el primer duelo electoral desde su aplastante victoria en las parlamentarias de 2015, cuando rompió una hegemonía chavista de 18 años.

La presidenta de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, calificó esta jornada de una lección histórica de la población venezolana al mundo.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, destacó el civismo de la contienda, descartó incidentes que lamentar, y expresó que esta jornada fue un ejemplo para el mundo.

El pueblo de Venezuela ha dado hoy nuevamente un ejemplo a sí mismo, pero también al mundo entero de cuánto queremos nosotros los venezolanos dirimir nuestras diferencias, sostuvo.

En este contexto, el presidente de Bolivia, Evo Morales, “recomendó un siquiatra al secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para salvar la democracia latinoamericana.

Por la vida de Luis Almagro, por la democracia del pueblo latinoamericano, hay que dotarle de un siquiatra al secretario general de la OEA, escribió Morales este domingo en su cuenta oficial de Twitter.