Política
Ver día anteriorJueves 2 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Deficiencias por incompatibilidad en sus sistemas de cómputo

Hacienda pierde juicios fiscales por errores; quebranto incuantificable
Enrique Méndez
 
Periódico La Jornada
Jueves 2 de noviembre de 2017, p. 5

De manera recurrente, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pierde juicios fiscales interpuestos por contribuyentes debido a errores de captura, deficiencias en la notificación o incluso por incompatibilidad entre sus dos sistemas de cómputo; por esta razón el quebranto al fisco es incuantificable, informó la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Más aún, en dos auditorías practicadas a juicios fiscales y recuperación de créditos fiscales controvertidos con sentencia favorable, la auditoría detectó que en los fallos a su favor, por 74 mil 456 millones de pesos de 2013 a 2016, el SAT sólo recuperó 2 mil 800 millones, esto es, 3.8 por ciento.

En su informe de resultados de la Cuenta Pública 2017, resaltó que prevalecen casos de entre 10 y 20 años que la autoridad responsable del cobro de los impuestos tiene pendientes, ‘‘situación que ha permitido a algunos contribuyentes establecer estrategias para, paulatinamente, disminuir sus operaciones comerciales y trasladarlas a otras empresas, de tal forma que afectan al fisco con efectos similares a la elusión o la evasión fiscal’’.

Las causas identificadas por la auditoría son diversas: en la Administración General Jurídica, deficiencias en la competencia, interpretación y notificación, o no demostrar los hechos. Y en la Administración Central de lo Contencioso de Grandes Contribuyentes, valoración incorrecta del SAT; así como deficiencias en la motivación, notificación y fundamentación.

Durante la auditoría, la administración jurídica del SAT corrigió los montos que habían sido introducidos en el sistema Júpiter, que diferían de los de las resoluciones impugnadas, y se instruyó al personal encargado de la captura de la información de su obligación de efectuar el análisis y correcto registro de los datos.

Además, funcionarios del SAT se reunieron para informarse de los agravios considerados como recurrentes y relevantes, identificar las principales irregularidades que afectaron la legalidad de las resoluciones y tomaron medidas para evitar su recurrencia.

La ASF también detectó falta de vínculos de información en común entre los sistemas de información MAT Jurídico y MAT Cobranza, que no permitió asociar los medios de defensa interpuestos por los contribuyentes con las resoluciones determinantes de créditos fiscales.

Respecto de los créditos fiscales, explicó, se trata de ingresos a recibir por adeudos de contribuyentes que, sin embargo, los impugnan. Cuando la resolución es a favor del SAT, éste debe iniciar un proceso para su cobro mediante el denominado Procedimiento administrativo de ejecución, sobre el que todavía hay medios de defensa.

El proceso comienza con la notificación de la Administración General de Grandes Contribuyentes y la Administración General Jurídica a las Administraciones Desconcentradas de Recaudación, pero en los manuales de las áreas jurídicas del SAT no se establecen plazos y ello llevó a trámites que llevaron más de 40 días hábiles.

Ello se agrava debido a que ‘‘los importes se registran de manera diferente. El MAT Cobranza registra los determinantes con los que se da de alta el crédito fiscal, mientras que el Júpiter registra los juicios fiscales de las resoluciones impugnadas, y entre ambas bases de datos no se identifica a qué juicio fiscal corresponde la determinante del crédito fiscal y viceversa’’.

Además, persiste el bajo porcentaje de cobro. En 2016 se ganaron juicios por 7 mil 726 millones de pesos, pero el SAT sólo logró cobrar 166 millones 531 mil 700, esto es 2.2 por ciento. El resto no fue cobrado debido ‘‘principalmente a la insolvencia que presentaron los contribuyentes por la antigüedad de los adeudos’’.