Política
Ver día anteriorLunes 13 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El secretario Narro los pidió para pobladores de Ixtaltepec

Un alumno del Politécnico, de voluntario a constructor de refugios para damnificados
Emir Olivares Alonso
Enviado
Periódico La Jornada
Lunes 13 de noviembre de 2017, p. 10

Asunción Ixtaltepec, Oax.

Llegó de voluntario, con una brigada de estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) cuya misión fue hacer la valoración estructural de miles de casas que quedaron en pie tras el sismo del pasado 7 de septiembre.

El impacto de la destrucción lo conmovió y decidió quedarse. Fernando Ávila es alumno de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura, unidad Tecamachalco, de esa casa de estudios. El destino, tras la tragedia, lo llevó a conocer al secretario de Salud, José Narro, encargado del gobierno federal para la atención de ese municipio. El funcionario detectó su talento y le solicitó diseñar un refugio temporal factible, para beneficiar a las miles de familias afectadas.

Comenzó a idear de inmediato. Realizó bocetos hasta que uno lo convenció. La base fue desarrollar una estructura con materiales ligeros –ante riesgos de posteriores colapsos por los sismos que siguen registrándose en la región– y fresca para contrarrestar el calor, pero resistente al viento. Pensó en tubos PVC como columnas, carrillos como paredes y techos de palma.

El 23 de septiembre, tras una réplica del sismo, el joven presentó el proyecto a Narro. Se le pidió iniciar la construcción del primer prototipo. Se designó a la familia de Carolina Juárez Matus como beneficiaria, que gracias a ello hoy no sólo cuenta con un par de carpas cubiertas con lonas, sino también con este refugio de 20 metros cuadrados, donde caben al menos dos camas y enseres domésticos. El costo de mano de obra y construcción ascendió a sólo 10 mil pesos.

Fernando Ávila se declara listo para iniciar un proyecto de largo aliento, que beneficie a más ixtaltepenses. Confía en que pronto el secretario Narro regresará al municipio y dará el visto bueno. De ser así, él encabezaría a los voluntarios que desearan sumarse a la edificación de dichos espacios.