Política
Ver día anteriorDomingo 26 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Clamor en marcha de la CDMX

Que ninguna mujer se quede callada

En México, siete de 12 feminicidios de AL

Foto
Varias organizaciones, entre ellas Voces de la Ausencia y Familias Víctimas de Feminicidios y Desaparición, marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo capitalinoFoto Víctor Camacho
JessicaXantomila
 
Periódico La Jornada
Domingo 26 de noviembre de 2017, p. 5

No están solas, corearon las feministas cuando familiares de jóvenes desaparecidas relataron sus casos en el mitin que se realizó ayer por la tarde en el Hemiciclo a Juárez a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

María del Carmen Volante Velázquez, madre de Pamela Gallardo, de 23 años, quien desapareció el 5 de noviembre, aseguró que aunque (mi hija) aparezca voy a seguir en la lucha con las mujeres, para que no sigan desapareciendo, porque dejan destrozadas a familias completas.

Antes del mitin, los colectivos marcharon del Ángel de la Independencia al Hemiciclo a Juárez. María Teresa, madre de Magaly, dijo que su hija murió hace un año 11 meses víctima de la violencia, y pidió que ninguna mujer se quede callada.

Esther, trabajadora sexual, señaló que muchas quedan olvidadas por ser trabajadoras sexuales. No tienen familia y cuando la delegación se entera de que son sexoservidoras, se van a la fosa común. Son historias tristes, por eso, aseguró que es importante que nos unamos a esta voz, a esta lucha, pues a seguir gritando que no haya más violencia.

El colectivo Pan y Rosas recordó que siete de 12 feminicidios en América Latina se cometen en México. También señaló las condiciones de trabajo en las que se desarrollan las mujeres, mucho más precarias.

En el mitin también se demandó justicia para la activista Yndira Sandoval y que se garantice a la periodista Sanjuana Martínez la continuidad de su labor en condiciones de igualdad y seguridad.

La mayoría de las mujeres portaban banderas y camisas moradas. En sus pancartas y consignas expresaron mensajes contra el machismo (La misoginia está matando a las mujeres mexicanas, Eduquemos desde pequeños, erradiquemos esta violencia) y las autoridades (Queremos viva a todas las mujeres, no más feminicidio, no creemos en sus leyes).

Previamente, al mediodía, otro contingente de madres de mujeres desaparecidas marchó del Ángel de la Independencia al Zócalo.