Estados
Ver día anteriorDomingo 28 de enero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Potabilizadora en Atotonilco desvía más de la mitad de líquido a uso industrial: productores

Se pierden cultivos en el Mezquital por desabasto de aguas negras

Baja en suministro, desde 2016, afecta a unos 40 mil campesinos; se viola decreto ancestral, dicen

Foto
Cientos de labriegos de 8 municipios del valle del Mezquital, Hidalgo, protestaron el 7 de julio de 2017 frente a la delegación de la Conagua en Mixquiahuala, por la reducción de líquido para sus cultivosFoto Juan Ricardo Montoya
Juan Ricardo Montoya
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 28 de enero de 2018, p. 23

Pachuca, Hgo.

Desde hace más de un año, los 40 mil productores del distrito de riego 3 del valle del Mezquital han visto reducir hasta en 50 por ciento los volúmenes de aguas negras provenientes de Ciudad de México y su zona conurbada, que reciben para sus cultivos, lo que ha provocado la pérdida de casi la mitad de su producción.

Los campesinos atribuyen este déficit a la puesta en marcha de la primera etapa de la Planta Potabilizadora de Aguas Residuales (Potar), instalada en Atotonilco de Tula, que en vez de enviarles el agua tratada a los campesinos es canalizada a uso industrial.

Según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la planta referida es la cuarta más grande del mundo. Se construye en 158.4 hectáreas y podrá procesar hasta 35 metros cúbicos por segundo; debido a las técnicas de saneamiento que serán empleadas durante su operación es factible que sanee hasta 42 metros cúbicos.

Su finalidad es tratar el agua residual proveniente del valle de México, que se emplea para el riego agrícola en 90 mil hectáreas del valle de Tula, donde viven 700 mil habitantes.

58 mil hectáreas afectadas

Fernando Sánchez Reyna, del Movimiento de Defensa de las Aguas Negras del módulo de riego de Tepatepec, explicó que además de la Potar hay otras 13 plantas de tratamiento de aguas residuales en el estado de México, por lo que el volumen que llega a Hidalgo es reducido. Según el activista, más de 58 mil hectáreas de cultivo han resentido la falta de líquido.

Sánchez Reyna agregó que en el valle del Mezquital un productor de maíz necesita al menos 48 metros cúbicos de agua por segundo en cada hectárea, pero ahora la Conagua sólo les está enviando 21. Por eso, más de la mitad de los cultivos están en riesgo de perderse, afirmó.

Tras puntualizar que en 1898, cuando se produjo el desagüe del lago de Texcoco, el entonces presidente Porfirio Díaz decretó que el líquido fuera enviado, mediante canales y canaletas, al estado de Hidalgo, en particular al semidesértico valle del Mezquital para destinarse al riego de los campos agrícolas.

A pesar de la inconformidad inicial, con el tiempo los lugareños, casi todos descendientes de los antiguos otomíes, aceptaron usar el agua incluso para cultivar hortalizas, lo cual prohíbe la ley.

“De acuerdo con esa ley, los productores del valle del Mezquital tenemos derecho a recibir toda el agua residual que proviene tanto de Ciudad de México como del estado de México; esa ley aún sigue vigente, por lo que es una violación a la ley que la Potar desvíe más de la mitad del agua a empresas industriales.

Pablo Balleza Estrada, representante de usuarios de la unidad de riego del municipio de San Salvador, agregó que además de los bajos volúmenes que los productores reciben, el agua gris o tratada que envía la Potar “no sirve para la agricultura, pues carece de los nutrientes que trae el agua negra y causa la pérdida de cultivos y la desertización de la tierra, como ha ocurrido en algunas partes del municipio de Santiago de Anaya.

Toda agua tratada cambia de PH y la hace más salina, lo que provoca el aumento de los volúmenes de sal que echa a perder la tierra, agregó.

En una reunión que sostuvo con horticultores de Ixmiquilpan, Reyna Juana Monroy Barrera, subsecretaria de planeación de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo, informó que la Potar estaba operando al 20 por ciento de su capacidad.

Ante esto, Balleza Estrada advirtió que en cuanto esté al ciento por ciento de potabilización, esa agua gris va a causar devastación en los terrenos agrícolas del valle del Mezquital.

El 12 de julio de 2017, unos mil 500 campesinos de ocho municipios del Mezquital protestaron seis horas en las inmediaciones de las oficinas del distrito de riego 3 de Tula, que tiene la Conagua en la cabecera municipal de Mixquiahuala por la reducción de las aguas negras con las que riegan sus cultivos.

Provenientes de los municipios de Actopan, San Salvador, Francisco I. Madero, El Arenal, Santiago de Anaya, Progreso, Tezontepec de Aldama y Mixquiahuala, los productores exigían el agua y repudiaban la puesta en operación de la Potar. La manifestación concluyó sin ser atendidos por Filemón Rodríguez, representante de la Conagua en el distrito de riego 3.

En el mitin se habló de la insistencia de la Conagua, desde la presidencia de Carlos Salinas de Gortari, de obligar a los labriegos a renunciar al agua que les garantiza el decreto presidencial de 1898 a cambio de la transferencia o entrega de la administración de los distritos de riego, lo que calificaron de falsas promesas de apoyo para modernizar canaletas y compuertas.

Btn rs