Sociedad y Justicia
Ver día anteriorDomingo 4 de febrero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Docentes protestan desde diciembre por el retraso en pago de salarios y aguinaldo

Detienen a 78 maestros y golpean a 20 en dos meses en Michoacán

En lugar de saldar deudas, las autoridades optan por la represión, lamenta líder de la CNTE

Se calcula merma millonaria por bloqueos en el puerto de Lázaro Cárdenas y vías del tren

Foto
La dirigencia de la sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación deploró que las autoridades recurran a la judicialización y no al diálogo para frenar las protestas magisteriales en MichoacánFoto Raúl Tinoco
Ernesto Martínez Elorriaga
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 4 de febrero de 2018, p. 29

Morelia, Mich.

A casi dos meses de que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) inició movilizaciones ante el incumplimiento de pagos salariales, aguinaldos, bonos y otras prestaciones, el saldo ha sido de 78 maestros detenidos, al menos 20 de ellos golpeados por elementos de seguridad estatal y federal, seis policías lesionados, cuatro vehículos incendiados, dos patrullas destruidas y pérdidas millonarias por la toma de las vías del tren en las que se mueven miles de mercancías del puerto de Lázaro Cárdenas a otros puntos del país y también donde se embarcan productos nacionales hacia el continente asiático.

Víctor Zavala Hurtado, dirigente de la sección 18 de la CNTE, indicó que la única manera de resolver el conflicto laboral es mediante el diálogo y no con represión. Lamentamos que la autoridad pretenda detener el movimiento magisterial mediante la judicialización. Se dice que no se nos debe, pero hay compañeros que no han cobrado desde hace meses; no estamos pidiendo nada que no hayamos devengado, no queremos que nos regalen nada.

En respuesta a lo dicho por el gobernador Silvano Aureoles Conejo en el sentido de que gestiona 400 millones de pesos para pagar pendientes a los maestros, señaló que no importa el monto que sea, su obligación es saldar las deudas.

Retraso de pagos

El 11 de diciembre de 2017 los maestros iniciaron protestas y movilizaciones porque el gobierno de Michoacán retrasó pagos de salarios, aguinaldo y bonos e incumplió con otros compromisos adquiridos desde 2016. “Primero se atrasaron pagos en la Universidad Nicolaíta, luego a trabajadores de gobierno, incluyendo al sector salud, luego a los maestros de educación básica, media superior y superior.

Durante casi todo diciembre y parte de enero los maestros de la CNTE tomaron casetas, la Secretaría de Educación estatal, las oficinas de rentas municipales y la Secretaría de Finanzas. Marcharon por calles de Morelia, protestaron frente a las oficinas Ejecutivo estatal, pero a pesar de ello concluyó el mes y no les pagaron.

A mediados de enero, la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) pagó salarios completos, aguinaldo y sólo quedaron pendientes los bonos.

El 22 de enero los maestros retomaron las protestas, mantenidas hasta este viernes y, lo que más molesta al gobierno estatal, bloquearon las vías del tren en el tramo Lázaro Cárdenas-Maravatío.

Exigen el pago de bonos, apoyos para 20 albergues-escuelas de zonas rurales, apoyos a los programas de alfabetización y de capacitación para el trabajo dirigido a personas de la tercera edad, salarios para mil 200 profesores eventuales a quienes se cubrió lo correspondiente a 2016 pero no 2015 y 2017, entre otras.

Ese mismo día, elementos de la Policía de Michoacán desalojaron a los manifestantes que bloqueaban las vías del tren en la colonia Tres Puentes de la capital del estado y detuvieron a 31 profesores. Los acusaron de ataques a las vías de comunicación y los trasladaron a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), donde más tarde hubo un plantón para exigir su liberación.

En tanto, docentes de la zona costera bloquearon las vías del tren a la altura de Guacamayas, Lázaro Cárdenas; de Caltzontzin, en la periferia de Uruapan; Maravatío; Gabriel Zamora y Pátzcuaro, además impidieron la circulación vehicular en la carretera federal Zitácuaro-estado de México.

Liberan a unos y detienen a otros

Tres días después, 28 maestros detenidos en Morelia fueron puestos en libertad condicional, tres más fueron liberados horas más tarde. Al día siguiente, en las inmediaciones de la cabecera municipal de Maravatío, policías estatales detuvieron a 10 profesores porque también bloqueaban las vías del tren.

En Guacamayas, en la ciudad del puerto, fueron detenidos otros 15; en el municipio de Gabriel Zamora, cerca de Nueva Italia fueron arrestados cuatro; en la comunidad indígena de Caltzontzin, fueron aprehendidos 5, y en Pátzcuaro cuatro, todos por el delito de obstaculizar las vías del tren. En Caltzontzin la gente del pueblo bloqueó la carretera a la salida a la autopista a Morelia, incluso sacó a pedradas a los uniformados.

El 26 de enero fueron aprehendidos nueve maestros que bloqueaban la carretera entre Zitácuaro y el estado de México.

El 27 de enero estaban libres los 78 maestros arrestados durante los cuatro días (del 22 al 26 de enero).

Pierde la industria del acero

Los bloqueos a las vías del tren (Lázaro Cárdenas-Maravatío) han dejado inmovilizados 2 mil 500 contenedores, señaló el gobierno de Michoacán, y sostuvo que no sólo empresas acereras, sino también de materiales de construcción, agrícolas, comercios y otras que importan mercancías e insumos a través de este puerto tuvieron pérdidas millonarias por los bloqueos de maestros de la CNTE.

La Industria del Hierro y del Acero tiene 46 mil 500 toneladas de acero en el Puerto de Lázaro Cárdenas, lo que representa pérdidas de más de 400 millones de pesos por falta de entrega de material y baja en producción por falta de materia prima.

En Monterrey se calcula una merma de 900 mil pesos diarios por desabasto de acero y se ha puesto en riesgo a las plantas armadoras. De igual modo, la planta de Ford en Cuautitlán-Izcalli, estado de México, detuvo sus operaciones por tres días y la de Fiat-Chrysler, en Toluca, tiene problemas de operación por falta de materiales, entre otras afectaciones.