Opinión
Ver día anteriorViernes 9 de febrero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Economía moral

Veinte años del Progresa-Oportunidades-Prospera (POP). Hora de decidir su futuro/ VIII

El diseño del componente educación. Vaguedades, problemas y nueva brecha

Julio Boltvinik
Foto
E

n la entrega del 2/02/17 discutí el objetivo central del Progresa-Oportunidades-Prospera (POP) y describí el componente alimentario, pero se me quedó en el tintero un comentario sobre la condicionalidad para recibir la transferencia monetaria alimentaria (TMA): asistencia a la clínica y a las charlas de salud. Si el traslado requiere tiempo y dinero, este requisito puede convertirse en barrera de acceso. El costo (de oportunidad) consistente en desatender las obligaciones domésticas y laborales, y la probable necesidad de tener que trasladarse con menores (al no tener con quien dejarlos), puede hacer poco atractivo el beneficio (que es muy magro: 16 pesos diarios por hogar en promedio). Hoy abordo el componente de educación que es el más importante del POP, pues aquí radica el objetivo principal: romper el círculo vicioso intergeneracional de transmisión de la pobreza, y porque las transferencias monetarias educativas (TME) representan la mayor parte de todas las TM del POP. Igual que en salud, se busca estimular la demanda, mientras la ampliación de la oferta queda fuera del POP. En el documento original del programa (Progresa, Ejecutivo Federal, 1997, 68 pp.) se definieron las TME condicionadas a la asistencia regular (al menos 85 por ciento de los días de clases), desde el tercer grado de primaria (a partir de 2014 se añadieron primero y segundo) hasta el tercer grado de secundaria. En el gobierno de Fox (Oportunidades) se añadió el bachillerato. Estas becas se entregan a la persona titular beneficiaria. En Prospera (2016) se agregaron becas hasta por dos grados de educación superior (aquí la TME se entrega a la persona becada). Las TME son crecientes (con saltos) conforme avanzan de grado y, en secundaria y preparatoria, más altas para las niñas. Desde 2009 se introdujo un programa piloto (Modelo urbano) cuya cobertura desconozco, con montos de las TME más altos, sus diferencias siguen vigentes. La beca a una adolescente en tercer grado de preparatoria (mil 120 pesos mensuales en el medio rural y mil 365 en el modelo urbano) son 3.3 y 4.1 veces la TMA del hogar (sin el apoyo alimentario complementario creado para enfrentar la crisis alimentaria) y 2.4 y 2.9 veces con tal apoyo. Se otorgan TM de 360 pesos en primaria, y 440 en los demás niveles para útiles escolares por ciclo escolar. Las TME se suspenden en las vacaciones y son por bimestres vencidos. Los montos de la TM para educación superior (TMES) difieren mucho, sin explicación, entre las reglas de operación del POP, RO2018 (950 pesos mensuales) y la página web de Prospera (mil 700). Esta TMES reemplazó el pago, por única vez, a quienes terminaban la preparatoria (Jóvenes con Oportunidades), introducido en 2009.

El diseño original (y actual) de las TME tiene varios problemas. 1) No es claro por qué las becas empezaban, hasta hace poco, en tercer grado de primaria. En Progresa se dice: Es común que los niños de las familias pobres comiencen su educación escolar a edades tardías y sin que hayan recibido alguna instrucción que despierte desde el inicio sus habilidades primarias para el conocimiento. Y se añade que, a partir de los 12 años, la presión es más fuerte para que los niños trabajen, lo que haría más lógico estimular el comienzo temprano de la escuela para que a los 12 hubiesen terminado la primaria. También se destacan deficiencias de la oferta: “Es común que los profesores deban atender simultáneamente a alumnos de diversos grados (escuelas multigrado) o que los planteles escolares no cuenten con los seis grados, aunque Progresa no cuantifica estas deficiencias. El análisis de la de-serción escolar tendría que haberse evaluado con más precisión: a) deslindando de-serción de reprobación; parte de ésta puede deberse a problemas de la vista, del oído o a otro tipo de discapacidad, que no se resuelven con becas en efectivo, sino con atención médica y apoyo para lentes y auxiliares auditivos (que el POP no provee); b) las escuelas incompletas explican una parte de la aparente deserción escolar. La decisión de diseño de empezar las TME en tercer grado creó una brecha de siete años (entre el suplemento alimentario otorgado a menores de dos años, y el apoyo vía TME, a partir de nueve) en los cuales el capital humano es descuidado. 2) En 2002 se reformó el artículo 3 Constitucional para añadir tres años de educación prescolar a la educación básica obligatoria:

Artículo tercero. Toda persona tiene derecho a recibir educación… La educación prescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias. Artículo Quinto transitorio.- La educación prescolar será obligatoria para todos en los siguientes plazos: en el tercer año de prescolar a partir del ciclo 2004-2005; el segundo año de prescolar, a partir del ciclo 2005-2006; el primer año de prescolar, a partir del ciclo 2008-2009. En los plazos señalados, el Estado mexicano habrá de universalizar en todo el país, con calidad, la oferta de este servicio educativo.

Estos cambios están en vigor. Ningún menor podría, en principio, ingresar a primaria sin el certificado de educación prescolar. No es público lo que está ocurriendo en las áreas cubiertas por el POP, pero no hay ningún apoyo de éste para estimular la asistencia a prescolar, ni se ha valorado (hasta donde estoy enterado) la oferta de educación prescolar en dichas áreas. Si, como cité, “es común que… los niños de las familias pobres comiencen su educación escolar a edades tardías y sin que hayan recibido alguna instrucción que despierte desde el inicio sus habilidades primarias para el conocimiento”, al universalizarse la educación prescolar en el país aumenta mucho el riesgo que los menores del POP se rezaguen más. Cito nota oficial del 2016:

“Desde 2002, se estableció la obligatoriedad de la Educación Prescolar… Aun con los esfuerzos institucionales, se estima que casi uno de cada tres niños, de tres a cinco años de edad, no recibe educación prescolar, lo que representa cerca de 1.7 millones de niñas y niños”.

3) No se ha dado razón alguna para no otorgar la TME en el bimestre de vacaciones escolares, en contraste con la TMA que se entrega en los seis bimestres. Se ignora, con ello, uno de los rasgos básicos de la pobreza rural: el carácter estacional del hambre. Los meses previos a la cosecha de temporal, en la mayor parte del país de julio a septiembre, son los de hambre más aguda. 4) El argumento para que la TME de las niñas sea más alta, que asisten menos que los hombres a las escuelas a partir de los 13 años, se contradice con otro argumento, del mismo Progresa, que asocia el monto de la TME al costo de oportunidad de la asistencia escolar que es, en general, más alto para los varones. 5) El pago bimestral, cómodo para el POP afecta las pautas de uso de los recursos. En los hogares cercanos al límite de la subsistencia es casi imposible contener los gastos cuando se dispone de recursos, puesto que siempre hay deudas, atrasos, hambre acumulada, etcétera. Una mayor frecuencia de pago beneficiaría a las familias. 6) La pésima calidad de la educación que reciben los beneficiarios del POP es el más grave de sus defectos. Véase gráfica en la que se aprecia el enorme volumen de las becas y del gasto otorgado. Vayan dos citas al respecto.:

“No se encontró evidencia… de impacto en varios indicadores de capital humano en niños en edad escolar como conocimientos, estado nutricional o logro educativo…”. (Behrman y coautores, 2008 en Evaluación externa del Programa Oportunidades, 2008, Síntesis Ejecutiva, p. 16). “El POP ha promovido que niños y jóvenes acudan a los servicios… de educación, pero estos servicios son deficientes y no logran que dicha asistencia se traduzca en …un nivel de aprendizaje óptimo”. (I. Yaschine, ¿Oportunidades? Política social y movilidad intergeneracional en México, 2015, Colmex-UNAM, p. 85).

Fuente: Elaboración propia con base en información del Prospera.

julioboltvinik.org