Mundo
Ver día anteriorSábado 5 de mayo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se duplicó el ingreso de indocumentados en abril pasado

Cancela Washington protección a 57 mil migrantes hondureños
Ap y Afp
 
Periódico La Jornada
Sábado 5 de mayo de 2018, p. 21

Nueva York.

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), al que están acogidos unos 57 mil ciudadanos de Honduras desde que el huracán Mitch devastó el país centroamericano en 1998.

El Departamento de Seguridad Interior (DSH, por sus siglas en inglés) decidió no extender la vigencia del TPS para los hondureños, que vencerá el 5 de julio.

La medida da a los hondureños año y medio para salir de Estados Unidos o tramitar su residencia. Unas 428 mil personas de otros países podrían enfrentar la misma suerte, pues su amparo también expirará este año y es previsible que no será renovado.

La protección para los hondureños concluirá el 5 de enero de 2020, anunció Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, quien trata de contener la migración ilegal e hizo hincapié en que esa protección nunca fue permanente, pero activistas pro migrantes criticaron la medida argumentando que poner fin al TPS hará que la gente que lleva años o décadas en Estados Unidos, e incluso tiene hijos nacidos en el país, viva en las sombras.

El gobierno del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, lamentó profundamente la medida y emitió un comunicado, en el cual reconoció que esta es una decisión soberana de Estados Unidos.

Señaló que los hondureños son y serán siempre bienvenidos en su patria, y se les facilitará su reinserción integral a la sociedad.

Unos 437 mil migrantes provenientes de 10 países permanecieron al amparo del TPS, categoría creada en 1990 para permitir que personas de naciones afectadas por desastres naturales o guerras pudieran tener un lugar seguro por un plazo breve.

Durante el gobierno de Trump, el DSH ya canceló la protección migratoria a gente de Sudán, Nicaragua, Nepal, Haití y El Salvador.

En tanto, el número de indocumentados que entró en abril a Estados Unidos por la frontera con México se triplicó respecto del mismo mes del año pasado, reveló el DHS, el cual advirtió que los sin papeles serán procesados.

El aumento del paso de migrantes hacia Estados Unidos es una crisis de seguridad que motivó un nuevo llamado de Trump a levantar su prometido muro limítrofe con México: Nuestra frontera sur está bajo asedio. El Congreso debe actuar ahora para cambiar nuestras leyes de inmigración, débiles e ineficaces. Debe construir un muro. ¡México, que tiene un problema de delincuencia masivo, está haciendo poco para ayudar!, tuiteó el gobernante.