19 de mayo de 2018     Número 128

Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER

Suplemento Informativo de La Jornada

El foro cafetalero en Cuetzalan


En el Foro Nacional Cafetalero. FOTOS: CNOC

Fernando Celis Callejas

Con una gran convocatoria, se llevó a cabo el Foro Nacional Cafetalero en las instalaciones de la Cooperativa Tosepan Titataniske, evento convocado por la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras, A.C. (CNOC), en Cuetzalan, Puebla, el pasado 27 de abril.

Ahí se dieron cita cerca de 500 personas, la mayoría productores de café de varios estados cafetaleros, como Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Guerrero y San Luis Potosí.

Dicho foro se manejó en tres partes: en la primera, se llevaron a cabo exposiciones de asesores y directivos de grupos integrantes de la CNOC y personas cercanas a sus luchas; posteriormente, participaron representantes de grupos regionales; y, en la tercera parte, expusieron sus propuestas los integrantes del gabinete del candidato Andrés Manuel López Obrador, en los casos de Sagarpa, Sedesol, Semarnat, Asuntos Indígenas y Turismo.

Al dar la bienvenida, el moderador Aldegundo González dio a conocer los objetivos del Foro, haciendo énfasis en la problemática de la cafeticultura mexicana. En este marco, presentó las propuestas específicas para conformar las políticas públicas para este sector y las del campo. Ofreció la disposición de los ahí presentes para escuchar los planteamientos de los integrantes del gabinete propuesto, además de establecer acuerdos para un trabajo conjunto.

Posteriormente, la presidenta de la Cooperativa Tosepan, Paulina Garrido, destacó la importancia social de la cafeticultura y la necesidad de definir políticas públicas más adecuadas para el avance de los pequeños productores de café y sus asociaciones.

Durante su intervención, Armando Bartra resaltó que con la reforma agraria y la intervención estatal del Inmecafé, aumentaron los productores del grano, después de que en el siglo XIX y parte del siguiente los cafetaleros se mantenían como peones. Actualmente, señaló, han construido asociaciones de productores con experiencias importantes, y aunque había cierto resquemor hacia el café, ahora le tenían mucho afecto, a pesar de las afectaciones por las crisis de bajos precios y por el hongo de la roya. En general, en buena parte habían resistido gracias a la diversificación de ingresos y las actividades que generaban mayor persistencia del campesinado.

En su turno, Josefina Aranda precisó que la producción y la cosecha de café se da en un contexto familiar, con una participación importante de mujeres y niños. En este sentido, indicó que, cada vez más, las mujeres son poseedoras de cafetales, sin embargo, éstas cumplen con un doble trabajo, lo que les reduce la capacidad de decisión, por lo que llamó a promover una cultura de equidad e igualdad.

Álvaro Aguilar planteó que a partir de la experiencia de la Cooperativa Tosepan es importante ver la diversificación de cultivos, de ingresos y la economía de traspatio, la cual debe articularse con el manejo de organismos propios de ahorro y préstamo, además de proyectos de vivienda, salud y educación. Agregó que los ordenamientos territoriales tienen que ser a partir de los intereses de la población local y que se defiendan los territorios ante las acciones destructivas de grandes empresas, además de que exista el compromiso de no contar con cultivos transgénicos.


Más de 500 personas asistieron al encuentro.

Por su parte, Esteban Escamilla abordó la problemática ocasionada por la roya y que no se tuvieran variedades nacionales adecuadas, ya que se han identificado algunas plantas resistentes por lo que debe tenerse una mejor investigación y experimentación para contar con políticas nacionales más eficaces.

Miguel Tejero urgió a obtener un sistema financiero más adecuado para el sector, con esquemas que permitan alcanzar apoyos fiscales suficientes para cubrir los costos financieros de los primeros años en los créditos de renovación de cafetales, además de que es necesaria una mayor integración de las asociaciones de productores e incrementar las ventas en los mercados especiales de mayores precios.

En su oportunidad, Francisco Abardia recalcó los beneficios ambientales que proporcionan los cultivos de café con sombra. Aseveró que las regiones cafetaleras de México son de las que cuentan con mayor biodiversidad, por lo que deben tenerse políticas públicas que reconozcan esta situación y se den apoyos específicos a los productores de café y asociaciones.

Luis Martínez se refirió al surgimiento del comercio justo desde organizaciones de productores en México, aspecto que les ha permitido obtener mejores precios, fundamental en los periodos de crisis por bajos precios del café. Además, resaltó la importancia de la solidaridad y cooperación de los productores para fortalecer a sus asociaciones e incidir en políticas públicas favorables.

Al tomar la palabra, Luis Herrera consideró imprescindible contar con un nuevo organismo para el café que permita mejorar las políticas públicas para este sector. Habló de los problemas a los que se han enfrentado en el ejercicio de los recursos públicos para el café e hizo un llamado a los integrantes del gabinete propuesto para comprometerse a trabajar conjuntamente para definir e instrumentar nuevas políticas cafetaleras favorables a los pequeños productores.

En tanto, Fernando Celis, al mencionar que la roya provocó la tercera crisis de producción en México, indicó que la producción se estaba recuperando pero que era vital aumentar los recursos al PIAC para la renovación y mantenimiento de cafetales, el apoyo a mas productores y el fortalecimiento de las asociaciones de productores, principalmente en el aspecto de capacitación y asistencia técnica, que debería llegar hasta en 70% de consumo interno de la producción nacional.

En este último aspecto, destacó que los precios se mantenían muy bajos por la especulación financiera en la Bolsa y la descoordinación de países productores. En este contexto, instó al gobierno entrante a considerar un apoyo para revertir la situación de los bajos precios, mejorar las políticas públicas y el impulso a pequeños productores y asociaciones, además de limitarse la excesiva influencia de las grandes empresas en las decisiones de la Sagarpa.

Los integrantes de la Directiva de la CNOC, Romualdo Zamora y Cirilo Elotlan, destacaron la importancia de fortalecer a las asociaciones y los precios del café; erradicar la corrupción en el manejo de recursos públicos; contar con mejores políticas públicas; y, ejercer principios como los del consenso y el respeto. En general, conformar un trabajo conjunto para definir las políticas para el café.

Por parte de las organizaciones regionales se plantearon diversas temáticas, entre ellas, lo que tiene que ver con los bajos precios y la insuficiencia de los programas públicos y de presupuesto para el campo y café; y la situación de pobreza y marginación en las regiones cafetaleras. Recordaron que los gobernantes no atienden los reclamos de la población y, ante ello, se requiere un gobierno honesto que atienda las demandas; el trabajo conjunto que genere acciones urgentes que reviertan y detengan la corrupción en el manejo de los gobiernos; y promover la participación de la gente en las elecciones y en el cuidado de casillas, con el compromiso de los presentes en el foro para trabajar con más eficacia.

Al ceder la palabra a los invitados, Miguel Torruco señaló que se apoyará el turismo en las regiones cafetaleras y que ya se tenía una experiencia positiva desde el Gobierno de la Ciudad de México.

En conjunto, Víctor Villalobos, Josefa González, Adelfo Regino y María Luisa Albores manifestaron el compromiso de erradicar la corrupción, de un mejor manejo de las políticas y programas, y el mejoramiento de la productividad y comercialización del café.


Cafeticultores en busca de políticas públicas para su cultivo.

Asimismo, se comprometieron a trabajar conjuntamente con las asociaciones de productores en cuestiones ambientales, donde es necesario mayor protección de la biodiversidad y una producción agrícola con cuidado ambiental para detener la degradación.

Reconocieron la importancia de la cafeticultura, sector que en su mayoría lo conforman productores indígenas en situación de pobreza y marginación. Ante ello, destacaron el compromiso de elevar el manejo institucional de atención a los indígenas con un accionar diferente del gobierno hacia ellos, principalmente el respeto a los acuerdos de San Andrés.

Al reconocer el trabajo de las organizaciones cafetaleras, expusieron la relevancia de fortalecer las asociaciones de productores y a las comunidades campesinas e indígenas, resaltando las luchas por detener proyectos de empresas que destruían el ambiente y afectaban a las comunidades.

Ofrecieron implementar un nuevo enfoque y acciones de la política social considerando la pobreza y marginación de buena parte de la población, y manifestaron su disposición para trabajar conjuntamente con las organizaciones para definir e instrumentar políticas y programas.

En la parte final, el moderador resumió los acuerdos del evento: trabajar conjuntamente en la definición de las políticas públicas para la cafeticultura mexicana; mayor coordinación con el gabinete propuesto; promover la participación en la votación de julio; vigilar las casillas para evitar un fraude electoral; considerar al candidato Andrés Manuel López Obrador como la persona más adecuada para ser el próximo Presidente de la República.

Las propuestas fueron aprobadas por los asistentes.

Finalmente, Josefina Aranda procedió a la clausura del evento resaltando la importancia del mismo y de los acuerdos tomados.

opiniones, comentarios y dudas a
jornadadelcampo@gmail.com