Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 30 de diciembre de 2007 Num: 669

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

La utopía de la lectura
JUAN DOMINGO ARGÜELLES

Poetas novísimos de Latinoamérica

De Balthus y pentimentos
RICARDO BADA

Leer

Columnas:
Señales en el camino
MARCO ANTONIO CAMPOS

Las Rayas de la Cebra
VERÓNICA MURGUíA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

Corporal
MANUEL STEPHENS

El Mono de Alambre
NOÉ MORALES MUÑOZ

Cabezalcubo
JORGE MOCH

Mentiras Transparentes
FELIPE GARRIDO

Al Vuelo
ROGELIO GUEDEA


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

Felipe Garrido

Fusilamientos

Recuerdo cuando en el año once estuve a punto de ser fusilado. Con los Mata, con el negro Plácido, caímos prisioneros. Los capitanes enemigos, Baisa y Pacheco, ordenaron que fuéramos pasados por las armas y señalaron a cuatro hombres para que nos ejecutaran. Pero en ese momento, los capitanes empezaron a discutir: Baisa no quería que me fusilaran; en cambio Pacheco insistía en mi muerte. Discutieron tan recio que por poco se dan de balazos. Pero se impuso Pacheco. Vi caer a Jorge Mata. Después a su hermano Pedro, los dientes trabados. Seguía Plácido. Pacheco iba a dar la orden de fuego cuando Baisa me gritó: ¡Monta y pélate! Con agilidad propia de los años juveniles, de un salto monté un caballo que se hallaba a corta distancia y emprendí veloz carrera, entre los breñales. Alcancé a oír la descarga. Después supe que, a un lado de sus buenos sentimientos, el capitán Baisa y mi madre, por aquellos días, dicen... no hacen falta detalles.