Directora General: CARMEN LIRA SAADE
Director Fundador: CARLOS PAYAN VELVER  
Domingo 13 de abril de 2008 Num: 684

Portada

Presentación

Bazar de asombros
HUGO GUTIÉRREZ VEGA

Christopher Something
MARCO ANTONIO CAMPOS

Viaje
PANOS K. THASITÍS

Un mundo hermenéutico
ADRIANA CORTÉS COLOFÓN Entrevista con ANGELINA MUÑIZ HUBERMANN

Saint John Neumann
AGUSTÍN ESCOBAR LEDESMA

Carlos Pellicer, cantor perdurable
GUILLERMO LANDA

La “ciencia” contra el cambio climático
LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO

Leer

Columnas:
Mujeres Insumisas
ANGÉLICA ABELLEYRA

Paso a Retirarme
ANA GARCÍA BERGUA

Bemol Sostenido
ALONSO ARREOLA

Cinexcusas
LUIS TOVAR

La Jornada Virtual
NAIEF YEHYA

A Lápiz
ENRIQUE LÓPEZ AGUILAR

Artes Visuales
GERMAINE GÓMEZ HARO

Cabezalcubo
JORGE MOCH


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx

 

LOS PASOS DEL MAR HACIA EL CIELO

CLAUDIA MACÍAS


Los pasos del cielo,
Leandro Arellano,
Ediciones del Ermitaño,
México, 2008.

Ante las catorce entregas de Los pasos del cielo nos pasa como a José Gaos tratando de definir el género de los escritos reunidos por Alfonso Reyes, en los varios volúmenes entre los que figura Simpatías y diferencias. Con pluma en mano supliendo a la cámara, Leandro Arellano recorre y describe el cercano y el lejano Oriente en una elipsis que inicia en Rumania y cierra en el corazón de Austria, creando un nuevo centro en el que destacan aspectos inéditos de la cultura y de la historia de pueblos y ciudades de Ucrania, Mongolia, China y Corea.

El prestigio de leyendas como la del Conde Vlad Tepes o la del gran Gengis Khan sirve para ponderar personajes menos conocidos como el doctor Li Ma-teu, nombre otorgado por el Imperio chino al padre Mateo Ricci, “el primer sinólogo de Occidente”. En el recorrido por calles y barrios, podemos percibir tanto el aroma como el clima que acoge a nuestro viajero que camina con los sentidos abiertos para degustar el paisaje acompañado siempre de una buena bebida, ya que, como dice, “en todas partes se encuentra una buena cerveza”, así se encuentre en Estambul, en Constanza o en Ulan Bator.

El viaje y los viajeros son motivos conscientes y el juego de significaciones también, de manera que los ensayos no parecen nunca ajenos entre sí. Julio Verne se presenta como el modelo de viajero consagrado por la imaginación popular y los argonautas de su ficción se transforman en otro relato en los que antaño tocaron tierra en Odessa (Ucrania) para que, a su vez, “los pasos del mar” citados en este texto nos lleven a Odiseo en un bien logrado símil con Alfonso Reyes, quien, como el héroe griego, “poseía una energía prodigiosa”. Especial atención le merecen al narrador los rincones de Corea, sus rarezas y costumbres atípicas a las que él se encarga de iluminar con una difícil combinación de admiración y suave ironía, al mismo tiempo que destaca las dos puntas de la cultura que se han abierto paso en el medio internacional: el cine y la literatura. No queda ajeno el lector a la compañía de que goza para poder disfrutar tan cabalmente de sus viajes, compartiendo sus experiencias con un “nosotros” que envuelve en su calidez al lector.

La nota erudita, como fiel discípulo de maestros que han convertido a la literatura en punto de convergencia de todas las artes, y a los cuales hace homenaje entre sus páginas, se convierte ya en amena anécdota, ya en delectación sublime. Poeta enamorado de cuanto lugar toca su pie, las imágenes de su memoria hacen posible encontrar un presente tangible –“contemplo al fin...”–, imágenes que, como afirma Paul Ricoeur, se resisten a convertirse en recuerdos, no obstante estar escritos muchos años después en puntos tan distantes como pueden serlo Bucarest y Seúl, el último y actual destino de nuestro viajero adonde lo han traído, según nos confiesa, “los pasos del cielo”.



Espejos. Una historia casi universal
Eduardo Galeano,
Siglo XXI Editores,
México, 2008.

“Casi seiscientos relatos” hay en este libro, como su propio autor informa en la dedicatoria, todos ellos dedicados a hablar de “los anónimos [que también] tienen nombre” y que la Historia con mayúscula tiene por mala costumbre soslayar.



Isabel Moctezuma,
Eugenio Aguirre,
MR Ediciones,
México, 2008.

A manera de megarresumen, la contraportada de esta novela afirma que la misma trata de “ la Conquista narrada desde una voz hasta ahora ignorada: la de las mujeres”. Del autores conocen con anterioridad, entre otros, los títulos El rumor que llegó del mar y Pasos de sangre.