Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 18 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Empieza el Papa en Camerún su primer recorrido por África; después viajará a Angola

La promoción del condón sólo agrava el problema del sida: Benedicto XVI

La renovación espiritual y humana, único camino eficaz que podría conducir a una solución

Foto
Una monja da la bienvenida al papa Benedicto XVI tras su arribo al aeropuerto de Yaundé, ayerFoto Reuters
Afp, Dpa y Reuters
 
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de marzo de 2009, p. 42

Yaundé, 17 de marzo. Benedicto XVI, quien hoy empezó en Camerún su primer viaje a África, rechazó el uso de condones para combatir el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) que azota a este continente, al señalar que sólo agrava el problema.

El Papa alemán declaró a la prensa en el avión que lo llevaba a Yaundé, la capital de Camerún, que no se puede solucionar el problema del sida con la distribución de preservativos. Al contrario, su uso agrava el problema.

Para Joseph Ratzinger, la epidemia es una tragedia que no se puede superar sólo con el dinero. El único camino eficaz que podría conducir a una solución sería la renovación espiritual y humana como única vía para contener el avance de la enfermedad.

En África subsahariana está 67 por ciento de los 33 millones de personas portadoras del virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) en el mundo. El problema es particularmente grave en países como Botswana, Suazilandia y Sudáfrica.

El sida ha provocado en África la muerte a más de 25 millones de personas desde la década de 1980.

La sección alemana del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) rechazó las declaraciones de Ratzinger y señaló que adultos y jóvenes deben saber sobre las formas de contagio, y de cómo protegerse del sida, señaló Regine Stachelhaus al diario alemán Kolner Standt-Anzeiger, para su edición de este miércoles.

Agregó que los condones son parte de una campaña mundial según el principio ABC. A es para la abstinencia, B por fidelidad y C por el uso de condones. Ese es nuestro claro mensaje a los jóvenes del mundo, señaló Stachelhaus.

Tras llegar a Camerún, Benedicto XVI pidió a los cristianos que acaben con la violencia, la pobreza, la corrupción y el abuso de poder, temas que han frenado continuamente el progreso del continente.

La Iglesia católica no viene a proponer a los africanos nuevas formas de opresión económica o política, añadió el Papa, al precisar que tampoco quiere atizar las rivalidades interétnicas o interreligiosas, sino ofrecer la paz y la alegría del reino de Dios.

El jefe de la Iglesia católica fue recibido por el presidente camerunés, Paul Biya; obispos de toda África, y una mezcla de líderes religiosos y políticos. Después se subió a su papamóvil y, flanqueado por moticiclistas, recorrió la calles repletas de seguidores.

En este país, Benedicto XVI asistirá a obras de caridad, se entrevistará con líderes musulmanes y participará en una reunión de obispos que intentan trazar el futuro curso de la Iglesia. Al término de su visita se trasladará a Angola.