Cultura
Ver día anteriorDomingo 3 de mayo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La mezcla de verdad y ficción, así como de géneros, caracteriza la obra de la escritora

Clement se deja asombrar por el lenguaje: escribo en inglés y sueño en español

Reconoce que su prosa, que es muy poética, tiene mayor recepción en Inglaterra

Foto
La obra de Jennifer Clement ha sido reconocida en México, EU e Inglaterra; su novela El veneno que fascina llegará a librerías del país en julio próximoFoto Luis Humberto González
Ericka Montaño Garfias
 
Periódico La Jornada
Domingo 3 de mayo de 2009, p. 3

Verdad y ficción como cimientos de la obra de Jennifer Clement, nacida en Estados Unidos, pero que radica en México desde que tenía un año de edad, cuyos libros de poesía y narrativa han obtenido varios premios y reconocimientos en Inglaterra, Estados Unidos y México.

En sus dos novelas, Una historia verdadera basada en mentiras y El veneno que fascina (que llegará a las librerías mexicanas en julio próximo), existe su mirada acerca de México, lo mismo que en un artículo sobre el narcotráfico que publicará la revista Granta. Soy estadunidense y emigrada, pero soy escritora mexicana, porque casi todos mis temas tienen que ver con el país, dice la fundadora de la Semana de Poesía de San Miguel.

W.S Merwin, poeta que este año obtuvo el Premio Pulitzer, es el autor de la introducción del primer poemario de Clement, El próximo extraño. Ahí escribió: La primera lengua de Jennifer Clement, la lengua de sus poemas, y yo supondría que la de casi todos sus sueños, es el inglés. Sin embargo, ella vive rodeada de otro idioma. Su conocimiento elocuente del español nunca podrá clarificar del todo la convivencia de estas dos lenguas en su mente y su imaginación.

–Primero publica en inglés y después en castellano.

–Y además publico siempre en Inglaterra, mi carrera está en Inglaterra no en Estados Unidos; todos mis libros han salido primero en Inglaterra. No sé por qué, a lo mejor porque hay algo que llama la atención al mundo literario inglés, por eso he recibido premios y reconocimientos en Inglaterra, mucho más que en Estados Unidos, además de que escribo en inglés británico, porque en México estudié en una escuela inglesa donde no se hablaba nada de español, porque no había nada incorporado a la SEP; entonces, si ibas al Alemán, al Francés, no había español; muchos de quienes salimos de esa escuela hacemos todo en inglés británico.

También escribo en español, y en este momento se está preparando una antología de poesía sobre la Alhambra, y seleccionaron un poema mío que escribí en español.

Jennifer juega con los géneros literarios. A sus dos novelas, los poemarios y los cuentos se añade La viuda de Basquiat, de memorias; además es traductora y tallerista.

“En Inglaterra hay gran recepción a mi prosa, que es muy poética; la poesía sí es poesía y casi siempre de verso libre, pero en el libro de memorias y en mis novelas uso mucho el recurso de la poesía; incluso el cuento Una niña salamandra está escrito en endecasílabos, pero lo escribo en prosa; no te das cuenta, lo escuchas, pero no lo ves. Está un poco oculto.”

Y en esa mezcla de géneros está México. Su primera novela, Una historia verdadera basada en mentiras, nació de algo que escuché de niña sobre lo que le había pasado a una sirvienta e hice unas 35 entrevistas a trabajadoras domésticas, a amas de casa y a sus esposos, y todas las historias en ese libro son verdaderas.

Lo mismo ocurre en El veneno que fascina, escrita un poco a manera de tragedia griega, en la que se anuncia lo que pasará en cada capítulo y al final habla el coro, que está formado con testimonios de asesinas reales. Me gusta esta mezcla de la verdad y la ficción, añade la escritora.

Escribo lo que me gustaría leer y siento mucho la importancia del oficio de escritor. En inglés se juega mucho con las raíces y las palabras, y me gusta ser sorprendida por el lenguaje.

Como dice Merwin: yo escribo en inglés y sueño en español.