Política
Ver día anteriorMartes 30 de junio de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No hay condiciones en el país para un golpe de Estado; condena el ocurrido en Honduras

En México, el Ejército es respetuoso de la democracia, afirma López Obrador
Ciro Pérez
Enviado
Periódico La Jornada
Martes 30 de junio de 2009, p. 6

Villa La Venta, Tab., 29 de junio. A pesar de que (Felipe) Calderón ha utilizado irresponsablemente al Ejército para todo, en México no hay condiciones para un golpe militar, porque las fuerzas armadas son respetuosas de la democracia, aseguró en Tabasco Andrés Manuel López Obrador al ser interrogado sobre la situación en Honduras.

Estoy totalmente en contra de ese golpe de Estado, no se puede regresar a la época de las dictaduras militares en ningún país de América Latina ni del mundo, enfatizó el ex candidato presidencial. Interrogado sobre la factibilidad de que algo similar ocurra en el país, López Obrador sostuvo: Esto no es posible, porque los mexicanos tenemos una tradición civilista y el Ejército Mexicano no tiene los apetitos de poder que muestran las fuerzas armadas de otras naciones.

Más tarde, al iniciar una gira por esta entidad, el tabasqueño dijo que a pesar de la frustración en la que ha caído gran parte del pueblo de México, porque parece no haber salidas a la grave situación económica, de seguridad y a la falta de empleos y oportunidades, no podemos dejar de luchar, no podemos darnos por vencidos y tenemos que seguir empujando este movimiento, que es la única forma de cambiar por la vía pacífica la vida pública del país.

En un recorrido por villas y regiones de los municipios de Cárdenas y Huimanguillo para apoyar a los candidatos del PRD a una diputación federal, el tabasqueño fue insistente en el llamado a la movilización social frente a las continuas expresiones de molestia e inconformidad que le expresaron los miles de militantes y simpatizantes con los que se reunió ayer.

No es fácil que les diga yo esto a muchos de ustedes que tienen ya más de 20 años luchando por un cambio en México, pero a pesar de lo difícil que pueda ser la transformación de la vida pública del país, no podemos claudicar, subrayó.

Agregó que aun cuando tiene claro que esa transformación no se va dar de arriba hacia abajo, ni desde la Cámara de Diputados, porque sabemos que muchos de los que llegan se echan a perder y cambian hasta su forma de caminar cuando se sienten legisladores, se requiere de un grupo pequeño pero consistente y comprometido con este movimiento para frenar las iniciativas que afectan a los mexicanos, y es por eso que ha recorrido el país para promover el voto en favor de los candidatos de PRD, PT y Convergencia, que integran el Frente Amplio Progresista.

Mencionó que una de esas iniciativas que deberán frenar los futuros diputados surgidos del movimiento que encabeza es la del IVA en alimentos y medicinas, que pretenden revivir el PRI y el PAN pasadas las elecciones del 5 de julio.

No le quieren cobrar impuestos a los de arriba, a ese grupo de 30 empresarios que es el que en realidad gobierna el país. Por ejemplo, Cementos Mexicanos (Cemex) paga sólo 4 por ciento de impuestos; Teléfonos de México (Telmex) también paga sólo 4 por ciento, pero hay casos como el de la Coca-Cola, que paga 2 por ciento de impuestos, o Bimbo y Maseca, que no pagan más de uno por ciento cada uno, mientras que cualquier empleado público, cualquier asalariado tiene que pagar hasta 30 por ciento de impuestos, y eso es lo que quieren: en vez de cobrarle a los de arriba van a querer darle otra vuelta a la tuerca para cobrarle más a la gente que ya no tiene nada, pero es claro que eso a ellos no les importa, subrayó.

Al igual que lo hizo en Veracruz la semana pasada, López Obrador llamó a no comprometer el voto por una despensa, un bulto de cemento, unas cuantas láminas, un pavo o dinero en efectivo, porque el que lo haga está vendiendo su dignidad y su libertad; aquí está permitido decir una mentira, decirle al que les ofrezca que sí, que no se preocupe, que van a votar por él. Como les he dicho, hay que agarrar todo lo que ofrezcan, porque no es de su bolsa sino del presupuesto, que es dinero de todos; hay que comerles la carnada, pero no morder el anzuelo, acuérdense que el voto es secreto.

Destacó que toda esta corrupción alrededor de las elecciones forma parte de la degradación de valores que padece el país, por eso quitémonos ya de la cabeza que el cambio va a venir de arriba para abajo, porque sólo el pueblo organizado puede salvar a la nación. ¡Miren cómo tienen al país esos 30 barones del dinero, que son los que realmente mandan en México! ¡Cómo tienen al pueblo! Está en la pobreza y cada día peor, y no hay modo de justificar cómo un país como el nuestro, rico en recursos naturales y que, a pesar de que lo han saqueado, todavía conserva minerales, petróleo, muchas cosas, está empobrecido. Eso es lo que hay que cambiar, concluyó.