Política
Ver día anteriorMartes 6 de octubre de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Sin embargo, acumula rezagos en igualdad, aclara el programa

México escala un sitio en el índice de desarrollo humano, revela el PNUD
Claudia Herrera Beltrán
 
Periódico La Jornada
Martes 6 de octubre de 2009, p. 8

México ocupa el número 53 entre 182 países por su índice de desarrollo humano, con lo que escaló un puesto entre 2006 y 2007, ubicándose por debajo de sus pares latinoamericanos Chile, Argentina, Uruguay y Cuba.

El informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), cuya versión para América Latina fue presentada ayer en Los Pinos, sitúa a México en un nivel de desarrollo humano alto, distante de Noruega, el primer lugar, y más aún de Níger, el último.

Aunque México tuvo este leve ascenso, el PNUD señala que acumula rezagos en igualdad de género en cuanto a esperanza de vida, alfabetización y escolarización de niñas y de la representación política de las mujeres.

El Informe sobre Desarrollo Humano 2009: superando barreras, movilidad y desarrollo humanos, atribuyó la leve mejoría a que los mexicanos registraron más ingresos en promedio y mayores índices de alfabetización de adultos.

Así, México aparece con el índice 0.854 –el mismo que Costa Rica– en una escala donde uno es el máximo y cero el mínimo. Arriba se encuentran cuatro naciones latinoamericanas que ocupan los siguientes lugares: Chile, el 43 (con 0.878); Argentina, el 49 (0.866); Uruguay, el 50 (0.865), y Cuba el 51 (0.863).

Los 10 países que gozan de los índices de desarrollo considerados muy altos son Noruega, Australia, Islandia, Canadá, Irlanda, Países Bajos, Suecia, Francia, Suiza y Japón, en ese orden. Dentro de ese grupo, Estados Unidos, se ubica en el lugar 13.

Con excepción de Afganistán, que se encuentra en el penúltimo sitio, los países de índice de desarrollo humano bajo son africanos: Níger, Sierra Leona, República Centroafricana, Mali, Burundi y Guinea-Bissau, Mozambique, Etiopía y Guinea.

Frente al presidente Felipe Calderón, Magdy Martínez, representante residente del PNUD en México, resaltó que mientras 50 países retrocedían en el mismo periodo, antes de la crisis económica, el país había ganado un puesto. Así, de 1980 a la fecha ha transitado de un desarrollo humano medio a consolidarse entre el grupo de las naciones con un indicador alto.

Foto

Con enfoque especial en la migración, el informe también recomienda levantar las barreras que restringen el movimiento humano. Actualmente hay mil millones de migrantes y muchos, explica, lo hicieron para mejorar su vida en un mundo altamente desigual.

México ocupa la posición 63 según su tasa de emigración internacional (9 por ciento), el doble que la media de América Latina. Después de India y China es el tercer receptor de remesas en el mundo, cuyo monto se sitúa en torno a los 21 mil millones de dólares o el 3 por ciento del producto interno bruto. Aunque con la crisis el número de hogares receptores se haya reducido 15 por ciento en los pasados dos años, explicó Magdy Martínez-Solimán.

Para ejemplificar la desigualdad como causa de la migración, el documento menciona el ejemplo de un niño mexicano de nombre Juan, cuya esperanza de vida aumentó cinco años y sus ingresos se triplicaron cuando emigró a Canadá para participar en un programa de trabajo temporal.

Asimismo, una persona nacida en Canadá puede esperar vivir 20 años más, llegar a tener nueve años más de educación y consumir 31 veces el número de bienes que una persona nacida en Haití.

También ilustra esta situación con un mapa de la frontera entre México y Estados Unidos, que muestra las grandes diferencias de desarrollo humano que hay entre municipios situados al sur y condados ubicados al norte.

Francisco Rodríguez Caballero, director de Investigación del informe del PNUD, señaló que es difícil imaginarse que las grandes diferencias de desarrollo humano que existen hoy en día en la frontera norte de México permanecerían si no hubiese una restricción tan fuerte al movimiento entre los dos países.

Añadir un comentario