El Correo Ilustrado
Ver día anteriorDomingo 4 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
El Correo Ilustrado

Pérdida lamentable, la del embajador Tello Macías

E

n la comunidad de diplomáticos mexicanos causó pesadumbre la muerte del embajador emérito Manuel Tello Macías, un congénere con amplio legado y sólida trayectoria en la cancillería. Ello por tratarse de un servidor público que, con cerca de medio siglo de vida profesional, atestiguó momentos trascendentes de la política internacional de nuestro país y fue artífice destacado del desempeño de México en diversos organismos internacionales.

El embajador Tello Macías ingresó a la Secretaría de Relaciones Exteriores en 1957 como analista en la Oficialía Mayor y se jubiló en 2001 como director del Instituto Matías Romero de Estudios Diplomáticos. En ese lapso fue representante de México en los organismos internacionales con sede en Ginebra, en la Organización de Estados Americanos y en la Organización de las Naciones Unidas. Su rasgo de interlocutor abierto y puntual lo corroboró en la cancillería, donde estuvo a cargo de las unidades administrativas encargadas del quehacer multilateral de nuestro país, hasta el grado de subsecretario.

Como internacionalista también resplandeció en el ámbito bilateral, donde fungió como máximo representante de México en Francia y Reino Unido. Sin embargo, su plenitud como diplomático acaeció en 1994, cuando se desempeñó como secretario de Relaciones Exteriores. Aunque fue breve su paso en este cargo, la intensidad de los acontecimientos que afrontó corroboró su cabalidad de diplomático templado y comprometido ante los hechos.

De los rasgos de la vida profesional del embajador Tello Macías que ameritan ser destacados sobresale su desempeño como representante de México ante las Naciones Unidas entre 1993 y 2000. Durante este lapso, el máximo organismo de representación internacional afrontó situaciones que pusieron a prueba la sensibilidad y el oficio de un diplomático con profundo raigambre en la política exterior de nuestro país.

Se trató de un periodo marcado por la crisis presupuestaria del organismo; el dinamismo de las operaciones de paz en distintas partes del orbe (Haití, ex Yugoslavia, Ruanda, Kosovo y Timor del Este, entre otros); el enjuiciamiento de criminales de guerra y genocidas en la Corte Internacional de Justicia; los avances para combatir las armas químicas y biológicas, así como para desactivar y destruir minas personales terrestres. También fue un momento decisivo para la ONU en temas como la detención del armamento nuclear, o el establecimiento de estrategias conjuntas para afrontar el sida, el terrorismo y los problemas del medio ambiente.

Por ello quizás la mejor manera de despedir a este diplomático de carrera sea el compromiso para rescatar el legado que deja en sus testimonios directos y en los materiales institucionales que resguarda el acervo diplomático de la cancillería.

Guillermo Gutiérrez Nieto, primer secretario, Servicio Exterior Mexicano

Comentario sobre decisiones de gobierno

El horario de verano impuesto por el gobierno federal es, a mi parecer, una agresión más hacia el pueblo mexicano, ya que altera el reloj biológico de las personas y hay que levantarse más temprano e iniciar actividades a oscuras y con la sensación de no haber descansado lo suficiente. El argumento central para imponernos este horario es el ahorro de energía que se alcanza. En mi caso jamás ha disminuido el monto del recibo de luz que tengo que pagar; peor aún, ha ido en aumento. Se habla del ahorro a escala nacional, sin embargo ni así se justifica: como país nunca vemos estos beneficios reflejados de alguna manera en nuestros bolsillos ni en una mejora macroeconómica, cada vez alcanza el dinero para menos en estos dos niveles y nos aumentan los costos de bienes y servicios para llenar huecos financieros. Esta decisión se suma a muchas otras como el aumento mensual a la gasolina; al gas; a la luz; al intento de una reforma a la política laboral que atenta en contra de los derechos de los obreros logrados a través de muchos años de lucha; a la aprobación de la Ley del ISSSTE que iba a dar muchos beneficios a los derechohabientes y que sólo quedó en una de tantas promesas incumplidas; a lanzar a la calle mediante mentiras a más de 40 mil trabajadores de Luz y Fuerza del Centro, ofreciéndonos un servicio de calidad de una empresa de nivel mundial que jamás ha llegado... Pregunto a Felipe Calderón: ¿cómo podemos hablar bien de México si sus decisiones nos están asfixiando?

Fernando Quiroz Nácar

Demanda respeto a la vida de todos

La vida de dos jóvenes –o de uno solo que fuera– (o de cualquier persona, sin importar su edad) tiene como tal un valor inmensurable. Y no importa cuál haya sido la causa, nada justifica que con alevosía se les prive de ella. Qué bien que el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, dejó lo que estaba haciendo y literalmente voló a Monterrey para expresar sus condolencias y solidaridad a los padres de los muchachos. Ni qué decir de que el presidente Calderón inmediatamente hizo pública su indignación y de que su esposa se haya apersonado en los funerales.

Pero, ¿y por qué a Monterrey y no al ejido Juan José Ríos, en el municipio de Ahome, donde ocho jóvenes también estudiantes e hijos de familias honestas, fueron vilmente masacrados durante una fiesta casera, de donde además se llevaron a una jovencita de escasos 16 años y que a los días fue encontrada también asesinada? ¿Por qué a Monterrey y no con los manifestantes de Picachos (entre Mazatlán y Culiacán) que fueron desalojados de sus terrenos donde se construye la presa y que no les han cumplido, que la semana pasada les asesinaron seis compañeros? Y así, casi hasta el infinito le puedo citar casos ocurridos sólo en los municipios de Ahome y El Fuerte. ¿Por qué para los padres, hijos y demás familiares de todos ellos no ha habido ni siquiera un lo siento mucho.

Le agradezco sus atenciones, así como el espacio que otorgue a la presente para manifestar la indignación que no sólo es mía, sino de muchísima gente de Sinaloa.

María Dolores García Ussher

Invitación

Documental de Carlos Bolado, en Azcapotzalco

Exhibición del documental Promesas, del cineasta mexicano Carlos Bolado, que narra la historia de dos niños en el conflicto que vive Palestina por los territorios que ha ocupado e invadido Israel. Este domingo 4 de abril a las 17 horas en la Casa de la Cultura Azcapotzalco, ubicada en avenida Azcapotzalco 605, a tres cuadras del Metro Camarones. Informes: unionrebelde@gmail.com, http://unionrebelde.blogspot.com. Celular (044-55) 1653-5146. Entrada libre.

Ricardo Nicasio.