Opinión
Ver día anteriorLunes 5 de abril de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Centenaria

El Diario*

5 de abril de 1910

Serán atendidas las quejas de los vecinos

E

l señor gobernador del Distrito Federal se ha ocupado detenidamente en estudiar un proyecto que se tiene entre manos y que consiste en designar en varios puntos de la capital, lugares á propósito para el expendio y venta de golosinas populares y otros efectos, que no tienen lugares de expendio en el interior de los mercados que recientemente se han construido.

La queja reciente ha partido de los vecinos de la plazuela de Martínez de la Torre, que han visto con bastante disgusto, que á pesar de inaugurado el nuevo mercado en ese lugar, tomaron posesión de sus cercanías, una multitud de comerciantes de golosinas pestilentes tales como frituras de carnitas, hígados, tripas y menudencias de todo género, y cuyos puestos no sólo ofenden el olfato delicado, sino que también forman un triste contraste con el elegante mercado recientemente inaugurado, porque en su mayor parte se componen de tiendesillas improvisadas, con tablas de desecho, petates sucios y lonas remendadas, sin contar con otros elementos sucios y de aspecto desagradable.

Lo mismo sucede en la plazuela de la Lagunilla, que, en el costado Norte del mercado se han instalado multitud de puestos y expendios de frituras, baratijas y fierros viejos y otra multitud de mercancías.

Estos puestos improvisados no sólo afectan el buen aspecto exterior de los mercados, sino que también contribuyen á estorbar el tránsito y llenar de basuras y desperdicios el pavimento.

Se dictarán, pues, medidas encaminadas á subsanar estos inconvenientes.

Sobre la ampliación de la Penitenciaría

Han quedado terminadas las obras de ampliación de la Penitenciaría del Distrito Federal, que empezaron en diciembre de 1907, bajo la dirección del capitán L. W. Mills, con el objeto de dar mayor alojamiento a mayor número de presidiarios, pues las celdas que hay en las crujías existentes son insuficientes para las necesidades del servicio.

El plan de ampliación consistió en prolongar las crujías B, C, D y E, en la parte Norte y Sur del edificio, con 280 celdas hacia terrenos de 170 metros por 40 metros cada uno, situados en las direcciones indicadas.

*Se publicó de 1906 a 1917