Espectáculos
Ver día anteriorDomingo 15 de agosto de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La cinta de Lucía Gajá retrata el caso de Rosa Estela Olvera, acusada de asesinato

Mi vida dentro, documental que puede salvar a condenada en EU

Hay posibilidad de reabrir el caso: abogada especialista; otro de los defensores es un mexicano que fue deportado

El 26 de agosto, función de cine y concierto para recabar fondos

Foto
La defensa de Rosa Estela Olvera sostiene que la muerte del menor estadunidense en que se le involucra ocurrió de forma accidental
Tania Molina Ramírez
 
Periódico La Jornada
Domingo 15 de agosto de 2010, p. 7

Hay que ver cómo un documental puede ayudar a modificar la realidad que retrata.

Gracias a que la cineasta Lucía Gajá filmó el juicio de la mexicana Rosa Estela Olvera, para el documental Mi vida dentro, el material ahora podrá ser utilizado como evidencia para intentar reabrir el caso y revertir la condena de 99 años que le impusieron en Austin, Texas.

Tras un juicio lleno de irregularidades, Rosa, originaria de Ecatepec, fue acusada de matar al menor Bryan Gutiérrez, de quien era su cuidadora, y condenada a muerte en 2005. Ahora, tras recibir numerosas solicitudes de ayuda, autoridades del estado de México intervinieron para que Olvera tenga dos nuevos abogados: Yuriria Marván Santín, en México, especializada en casos de connacionales procesados en Estados Unidos, y Bryce Benjet, en ese país, quienes buscarán reabrir el caso. También crearon un fondo para el caso, manejado por el Club Rotario México.

Estela Jiménez, madre de Rosa, en conferencia de prensa y sin poder evitar llorar, agradeció el apoyo otorgado a la familia.

La abogada Yuriria Marván llegó este jueves de Austin, donde estuvo con Olvera. Es optimista, y tiene la idea de que hay posibilidad de reabrir el caso, anunció María Fernanda García Villalobos, subcoordinadora de Enlace Internacional, del gobierno del estado de México.

Va a ser un proceso costoso, sobre todo porque hay que contratar peritos que demuestren que (el menor Bryan) se tragó los papeles por accidente (murió asfixiado por toallas de papel), siguió García. Quieren presentar las pruebas antes de diciembre, cuando se retire el juez que llevó el caso.

Otro caso de película

El gobierno del municipio de Ecatepec donó 50 mil dólares, pero García calcula que en total harán falta unos 300 mil.

Uno de los personajes clave que ha ayudado en este proceso es el abogado Mario Flores, quien se enteró del caso cuando, en una función al aire libre en la plaza de Ecatepec, vio la cinta que narra la historia de Rosa Estela. El documental puede ser lo que le salve la vida, opinó. Se refiere al material grabado dentro de la corte estadunidense. Es raro que un caso se pueda grabar en esa instancia, pero se logró gracias a la ayuda de Carmen Cortés, entonces directora de protección a migrantes en el consulado de Austin, y al juez que otorgó el permiso.

La misma vida de Mario Flores, resumida por él durante la conferencia de prensa, da para una película: a los siete años de edad, él y sus padres migraron a Chicago. De joven era un extraordinario deportista y pésimo estudiante, así que le asignaron una tutora, Michelle Robinson, hoy mejor conocida con el apellido de su marido, Obama.

Pertenecía a una de las más violentas pandillas; la policía me achacó el homicidio del jefe de la pandilla rival, explicó. Fue condenado a muerte. En el pabellón de la muerte hice la carrera de derecho por correspondencia. Así, ayudó a sacar a 13 sentenciados. Finalmente, según Flores, por su buen comportamiento, por no haber evidencia física en su contra y por ayudar a los 13 convictos, el gobernador de Illinois le otorgó el indulto y lo deportó.

Ahora es jefe del Área Jurídica de la Coordinación de Asuntos Internacionales del gobierno del estado de México y está comprometido con el caso de Rosa Estela Olvera. Se ve que el mismo juez estuvo inconforme con el resultado, dijo Flores. Argumenta, como lo hacen muchos, que fue una sentencia basada en la discriminación: La condenó su apariencia.

Uno de los puntos centrales, a juicio de la directora de la cinta, es que Rosa no conocía sus derechos.

Formas de ayuda

Los donativos al fondo manejado por el Club Rotario México, deducibles de impuestos, se reciben en la cuenta 2242780 de Banamex, sucursal 844.

Mario Flores, quien se convirtió en pintor en la cárcel, donará cuadros para recabar recursos.

También se realizará un concierto masivo –probablemente del género grupero–, en el estado de México para recabar fondos, anunció la funcionaria María Fernanda García. Está aún por confirmarse lugar, fecha y músicos participantes.

El 26 de agosto, a las 19 horas, en Cinépolis Diana habrá una función de Mi vida dentro a beneficio del caso. El donativo será de 200 pesos.