Política
Ver día anteriorMartes 21 de septiembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Exigen a Ulises Ruiz frenar el genocidio
Matilde Pérez U.
 
Periódico La Jornada
Martes 21 de septiembre de 2010, p. 20

Integrantes de organizaciones pro derechos humanos y ambientales, investigadores y académicos exigieron al gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, que detenga el genocidio contra las familias triquis del municipio autónomo de San Juan Copala.

Ayer, al conocer que integrantes del Movimiento Unificador de la Lucha Triqui (MULT) empezaron a quemar las casas de los triquis del municipio autónomo, enviaron una carta urgente por correo electrónico en la que demandan se respete la vida, dignidad y libertad de los indígenas.

Jorge Albino, integrante del municipio, confirmó que cerca del mediodía de ayer, luego de que policías estatales rescataron el cuerpo de Paulino Ramírez Reyes, de 28 años, asesinado el pasado sábado, militantes armados del MULT quemaron 100 casas y las pocas familias que aún estaban en la zona huyeron del lugar.

Hay desaparecidos, por ahora sabemos de Susana López Martínez, de 21 años; José Gonzalo Cruz, de 100, y resultó herido Pablo Velasco Dorantes, de 16, dijo. Responsabilizó al gobierno de Oaxaca y a Evencio Martínez, del MULT, de las agresiones. Agradeció el llamado al diálogo que hizo el obispo Arturo Lona Reyes, pero no podemos acudir cuando se sigue asesinando y agrediendo a nuestros compañeros.

En la misiva, los firmantes manifiestan su preocupación por las agresiones de gente armada, perteneciente a grupos apoyados económicamente por su gobierno, contra los indígenas y locutoras de radios comunitarias, defensores de derechos humanos, periodistas, líderes sociales, entre otros. En esas acciones fueron asesinadas dos locutoras triquis, Teresa Bautista y Felicitas Martínez; Beatriz Cariño Trujillo, directora del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos; Jyri Jaakkola, observador finlandés; el dirigente indígena Timoteo Alejandro y su esposa, Cleriberta Castro, y unos 20 indígenas simpatizantes del municipio.