Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 26 de octubre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Clausura simbólica del gobierno de Jalisco para quitar a González Márquez el asquito hacia los homosexuales

Llamado de la comunidad gay contra avance de la homofobia
Foto
Protesta de Agenda LGTB y Proyecto 21Foto María Luisa Severiano
Matilde Pérez U.
 
Periódico La Jornada
Martes 26 de octubre de 2010, p. 38

Para contribuir a quitarle el asquito que le provocan los homosexuales al gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, integrantes de la Agenda LGBT y Proyecto 21 clausuraron simbólicamente la representación del gobierno de esa entidad en la ciudad de México.

Mediante un acto teatral improvisado, un grupo de 17 personas de la comunidad lésbico gay, bisexual y transgénero hizo un llamado a la sociedad a detener el avance de la homofobia.

Jaime López Vela, director de la Agenda LGBT, y José Alberto Patiño apuntaron que servidores públicos como el gobernador de Jalisco no entienden que con sus comentarios homofóbicos dañan a muchas familias y profundizan la homofobia, que siempre conlleva violencia. Ellos creen que hacen comentarios graciosos, pero lo real es que atentan contra el derecho a la vida y a la dignidad de la gente. Son impertinentes y crean mayores conflictos sociales.

En la entrada principal y el estacionamiento de dicha sede, el grupo colocó tiras de plástico con el sello peligro, carteles que llaman a detener el avance de la homofobia, cruces con los nombres de algunos de los homosexuales asesinados y una reproducción del cheque de 15 millones de pesos que González Márquez entregó a la Asociación Mexicana de Alimentos AC.

Vestidos con bolsas de plástico, mientras se escuchaba una melodía dedicada al gobernador de Jalisco en la que se mofaron de su asquito, exigieron que cesen los atentados contra su dignidad y la de sus familiares.

Posteriormente bloquearon durante algunos minutos el cruce de la calle Campos Elíseos y Rubén Darío, donde algunos automovilistas, aunque molestos, respaldaron la protesta; otros guardaron silencio.