Mundo
Ver día anteriorDomingo 12 de diciembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Contra el Establishment
El Vaticano, aliado útil de EU, sufre fobia a la tecnología
Afp, Dpa, Reuters y Notimex
 
Periódico La Jornada
Domingo 12 de diciembre de 2010, p. 34

Washington, 11 de diciembre. La filtración de documentos difundida por el sitio de Internet Wikileaks alcanzó al Vaticano, ya que según cables diplomáticos Estados Unidos cree que algunos miembros de la jerarquía católica albergan posturas antisemitas; además, calificaron a la Santa Sede como una estructura de poder anticuada y con un mal sistema de comunicación interno. Los documentos establecieron que la Iglesia católica rechazó colaborar con Irlanda en las investigaciones sobre casos de abuso sexual contra menores, pero pese a esto, Washington considera al Vaticano útil aliado en vista de sus conexiones en todo el mundo.

Un despacho diplomático de 2002 indica que pese al avance real operado por el papa Juan Pablo II en las relaciones del Vaticano con el judaísmo, algunos en la jerarquía eclesiástica aún manifiestan remanentes de sentimientos antisemitas.

El documento citó a un funcionario mayor de origen francés que se queja de que el fuerte interés del gobierno de Estados Unidos en el antisemitismo en la Europa moderna radica en la excesiva influencia de los judíos en sus medios y su gobierno.

En tanto, otro funcionario del Vaticano no identificado señaló que las demandas contra la Santa Sede “eran resultado de ‘jueces judíos’ con demasiada influencia” en Estados Unidos, indicó.

En otro telegrama de 2009, el gobierno estadunidense calificó al Vaticano como estructura de poder anticuada. El secretario cardenalicio, Tarcisio Bertone, dice a todo que sí y sólo habla italiano, mientras el jefe de prensa Federico Lombardi es el único que tiene una blackberry, pero no tiene hilo directo con el papa Benedicto XVI y unos pocos tienen cuentas de correo electrónico. Esto ha llevado a errores garrafales en relaciones públicas en asuntos tan sensibles como el Holocausto, afirmó el cable.

En el documento filtrado por Wikileaks se describe a Benedicto XVI como una persona a veces aislada por sus asesores para protegerlo de las malas noticias.

“La operación de comunicaciones de la Santa Sede sufre ‘mensajes confusos’ en parte como resultado de la fobia a la tecnología de los cardenales y la ignorancia de las comunicaciones del siglo XXI”, escribió un diplomático estadunidense.

El cable calificó al círculo íntimo de asesores del Papa de hombres ítalo-céntricos de edad avanzada, que se sienten incómodos con la tecnología de la información y la agresividad en el mundo de los medios de comunicación.

Otro cable fechado en 2010 estableció que el Vaticano rechazó colaborar con Irlanda en las investigaciones sobre los casos de abuso de menores por curas católicos de Dublín, porque las solicitudes de información no llegaron por los canales oficiales.

Según ese reporte, la Comisión Murphy (encargada de las pesquisas) ofendió al estado pontificio y no respetó su soberanía, al solicitar información directamente a las oficinas vaticanas de Roma, saltándose así al nuncio apostólico, el representante papal en la capital irlandesa.