Economía
Ver día anteriorSábado 10 de septiembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Reasignación de inversiones ante inestabilidad financiera en Europa y desaceleración en EU

Cae el peso; cierra en $12.64 por dólar
Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Sábado 10 de septiembre de 2011, p. 31

El valor del peso frente al dólar cayó este viernes al punto más bajo desde el 22 de septiembre de 2010, en medio de una reasignación de inversiones provocada por la creciente inestabilidad financiera en algunos países de Europa y la disminución de la actividad en Estados Unidos.

El tipo de cambio alcanzó este viernes un máximo de 12.68 pesos por dólar y un mínimo de 12.58 pesos dólar en las transacciones de mayoreo, las más representativas del mercado.

En la cotización que reporta el Banco de México para operaciones interbancarias, que refleja promedios del mercado, el tipo de cambio finalizó en 12.64 pesos por dólar, una depreciación de 13 centavos respecto al jueves, y el valor más bajo para la moneda mexicana desde el 22 de septiembre del año pasado, cuando se situó en 12.65 pesos.

Las operaciones de menudeo se negociaron ayer a un tipo de cambio de 12.30 pesos por dólar a la compra y 12.80 pesos a la venta, según reportó Banamex.

Persiste la presión en el tipo de cambio y es posible que se continúen viendo niveles elevados, comentó ayer Rodolfo Campuzano, analista de Invex.

El valor del peso en el mercado cambiario se ha visto afectado por un entorno externo en el que las decisiones de los gestores de fondos se ven influidas por un panorama internacional más incierto. No podemos esperar que el tipo de cambio vaya en una dirección de baja mientras los sucesos a nivel mundial siguen deteriorando la percepción de los mercados, añadió Campuzano. No sólo la debilidad de los datos en Estados Unidos es mala, sino que un evento que paralice el flujo de liquidez en Europa o que sacuda al sector financiero, y por ende a los mercados de todo el mundo, podría acrecentar el riesgo de una etapa recesiva, añadió.

En este sentido, explicó que el peso no tiene defensa ante un panorama así. Consideró que las autoridades en ese sentido hacen una buena interpretación. En una visión más amplia, México sigue siendo un país con una situación financiera favorable y al volver la estabilidad a los mercados el peso debería fortalecerse contra el dólar. Por el momento no hay incentivos para que quienes han adoptado posiciones a favor del dólar les cobren; aunque creemos que cuando ese momento se presente el movimiento de baja será muy notorio. En el corto plazo podríamos ver cotizaciones aún más altas según la evolución de las cosas; pero aun así preferimos los rendimientos en pesos en un horizonte más amplio, dijo.