Política
Ver día anteriorLunes 17 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Escuchémoslos, o la inestabilidad podría marcar las próximas décadas: ONU
Dpa, Afp, Pl, Reuters y Notimex
 
Periódico La Jornada
Lunes 17 de octubre de 2011, p. 13

Roma, 16 de octubre. El movimiento de los indignados contra la crisis y la finanza, así como por una verdadera democracia global, adquirió este fin de semana una dimensión planetaria, llevando a las calles a decenas de miles de personas en manifestaciones que se prolongaron este domingo en Alemania, Reino Unido, Francia, Canadá y Holanda, además de las ciudades estadunidenses Denver, San Francisco, Sacramento y Washington. Cientos de arrestos ocurrieron, principalmente, en Detroit, Denver, Nueva York y Washington, al tiempo que se reportaron 135 heridos en Roma. En Ginebra, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, invitó a parlamentarios del mundo entero reunidos en Berna a escuchar a los jóvenes manifestantes que han tomado las calles desde el inicio de la primavera árabe.

“Desde el comienzo de la primavera árabe, los jóvenes de todo el mundo han tomado las calles pidiendo mayores oportunidades para participar en la vida política y económica”, declaró el líder de la Organización de Naciones Unidas (ONU) al inaugurar la 125 Conferencia de la Unión Interparlamentaria, que reúne a mil 200 delegados de 130 países. Su futuro es nuestro futuro, aseguró. Escuchémoslos, porque de lo contrario las próximas décadas podrían estar marcadas por una inestabilidad y una alienación que minan nuestras perspectivas de paz, seguridad y prosperidad para todos, añadió.

La policía en varias ciudades de Estados Unidos confirmó que, además de los cientos de arrestos, tres agentes resultaron con heridas menores en Times Square, y ya fueron dados de alta. En Chicago, los indignados gritaban el mundo entero está mirando, algo que para muchos fue el recuerdo de las concentraciones contra la guerra de Vietnam que tuvieron lugar en esa urbe durante la Convención Demócrata de 1968.

La mitad de los arrestos se produjo en Time Square, donde los manifestantes, mezclados con turistas, se reunieron después de mediodía con gritos y pancartas contra el sistema financiero. En Quito, Ecuador, el ex presidente del gobierno español José María Aznar aseguró que el de los indignados es un movimiento marginal de extrema izquierda que carece de importancia en su país, según un diario de ese país.

En contra de lo declarado por Aznar, el periódico El País calificó al movimiento de los indignados de iniciativa ciudadana, que consiguió organizar de manera coordinada tantas manifestaciones en lugares distintos y alejados. El movimiento de los indignados renace como una fuerza global, proclama en su titular de este domingo, donde el 15 de mayo los primeros indignados empezaron a levantar sus tiendas en pleno centro de Madrid.

La voluntad de proseguir la movilización se tradujo éste día en una acampada en Londres, en medio de la City, principal centro financiero de Europa. Cientos de indignados pasaron la noche frente a la catedral de San Pablo, donde la víspera se manifestaron entre 2 mil y 3 mil personas para protestar por la política de austeridad del gobierno británico. Nos quedaremos todo lo que haga falta, para que el gobierno nos oiga y diga que va a cambiar las cosas, advirtió Spyro Van Leemnen, de 27 años, uno de los representantes del movimiento.

Varios cientos de críticos de los mercados han pasado la noche acampando en las inmediaciones de la bolsa de Londres y, según han indicado algunos de los promotores de la acción, permanecerán allí hasta que sean escuchados por los políticos.

En el corazón financiero de la capital británica, unos 500 activistas levantaron 70 tiendas de campaña. Acudieron el sábado, después de que la policía acordonó la plaza que se encuentra delante de la bolsa de Londres.

Algo parecido sucedió en Francfort (oeste de Alemania), donde cerca de 200 personas pasaron la noche en 30 tiendas de campaña ante la sede del Banco Central Europeo (BCE). Una nueva manifestación estaba prevista este domingo, en Berlín, ante la puerta de Brandeburgo. En Amsterdam se colocaron unas 50 tiendas de campaña en la plaza de la bolsa, donde los indignados pasaron la noche. Unas 300 personas seguían allí.

En Chicago, unos 175 manifestantes fueron detenidos en las primeras horas de la mañana, durante la evacuación del parque en el que estaban congregados, indicó la policía.

En Sacramento, California, fueron arrestados 19 manifestantes, entre ellos la antibelicista Cindy Sheehan, por no acatar órdenes de los agentes, tras participar en una manifestación en solidaridad con Ocupa Wall Street.

Evidentemente existe ahora un movimiento internacional, confirmó el editorialista de La Repubblica Eugenio Scalfari. Expresa la cólera de una generación sin futuro ni fe en las instituciones tradicionales, políticas, pero también financieras, que son consideradas responsables de la crisis y que se aprovechan de los daños causados al bien común, prosigue el editorialista.

El mundo baja a la calle, única, pacífica y colorida, asegura la Stampa, aunque la manifestación de Roma fuera la más violenta, perturbada desde el inicio por elementos descontrolados que rompieron vitrinas y quemaron coches. Según la policía, de los heridos 105 son agentes, y los daños materiales ascienden a un millón de euros. Doce personas fueron detenidas.

Además de Roma, donde decenas de miles de personas se habían manifestado pacíficamente, Madrid y Lisboa fueron los escenarios de las mayores marchas. Miles de personas se manifestaron igualmente en Washington y Nueva York, donde fueron detenidas 88 personas.

Somos el pueblo, nos han vendido, Cada día, cada semana, ocupemos Wall Street, fueron sus principales mensajes.