Mundo
Ver día anteriorJueves 22 de diciembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Hoy concluyen alegatos; el oficial a cargo tiene hasta el 16 de enero para dar el fallo

El soldado Manning se niega a declarar en audiencia que determinará si enfrenta corte marcial por el caso Wikileaks
Foto
Dibujo de la corte en la base militar de Fort Meade, Maryland. A la izquierda, el soldado Bradley Manning; al centro, su abogado, David Coombs, interroga al sargento Daniel Padgett, quien sirvió en la misma unidad del acusadoFoto Ap
Dpa
 
Periódico La Jornada
Jueves 22 de diciembre de 2011, p. 26

Fort Meade, 21 de diciembre. Bradley Manning rechazó hoy la última oportunidad de hacer una declaración a su favor en la audiencia que se le sigue en Fort Meade, cerca de Washington, para decidir si se le abre una corte marcial, en una vista que concluirá este jueves con los argumentos finales de la defensa y la parte acusadora.

Una vez presentadas estas conclusiones finales, el oficial a cargo de la vista, Paul Almanza, tiene hasta el 16 de enero para entregar sus recomendaciones sobre si hay suficientes pruebas para someter a juicio militar a Manning por filtrar cientos de miles de documentos tanto diplomáticos como militares –sobre todo de Irak y Afganistán–, a la red Wikileaks, que los publicó con gran repercusión mediática.

Así lo reveló hoy a periodistas que siguen el proceso en Fort Meade, una base militar en Maryland, cerca de Washington, uno de los expertos legales que acompañan el caso. Con todo, especificó, Almanza podría pedir una prórroga para entregar su informe.

En la jornada de hoy, ante la pregunta de Almanza de si deseaba realizar algún tipo de declaración antes de que se pase a la fase final de la audiencia, Manning respondió con un escueto no, señor.

El sexto día de audiencia fue el más corto: apenas 40 minutos en los que la defensa interrogó a los dos únicos testigos que se le han permitido, después de que se rechazó su pedido de llamar a declarar a más de tres decenas de personas, incluidas según reportes, el presidente Barack Obama y la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Por el contrario, la parte de la acusación interrogó en los pasados días hasta 20 testigos.

Los testigos de la defensa que declararon hoy son el sargento Daniel Padgett y el capitán Barclay Keay, quienes eran supervisores en la unidad de Manning durante su estapa de analista de inteligencia en Irak, época en la que se le acusa de haber filtrado los documentos.

Al igual que ha hecho en los pasados días, la defensa, liderada por el abogado civil David Coombs, se centró sobre todo en demostrar la inestabilidad emocional de Manning durante su servicio en Irak y el hecho de que, a su juicio, sus superiores eran conscientes de su estado.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks