Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 22 de febrero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Ofrece la UAM diagnóstico y retos a enfrentar de 2011 a 2024

Pobreza y rezagos educativos impiden concluir la formación universitaria
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de febrero de 2012, p. 41

Los altos niveles de pobreza, así como el rezago en la calidad de la educación básica y media, favorecen crecientes dificultades económicas para que los jóvenes concluyan su formación universitaria, advierte el diagnóstico elaborado en el Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2011-2024 de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En un balance de los retos que aún debe atender esta casa de estudios, advierte que poco más de 78 por ciento de sus egresados logran ubicarse en el mercado laboral, pero en puestos operativos con salarios reducidos, a lo que se suma que en muchas empresas existe baja preferencia por la contratación de egresados de universidades públicas.

Fundada en 1974 por el gobierno federal como uno de los principales proyectos de expansión de la matrícula universitaria, la UAM diseñó, por primera vez en su historia, el PDI con miras a consolidar sus metas educativas, institucionales y de planeación extratégica de cara a los próximos 12 años, por lo que su análisis de las fortalezas, debilidades y amenazas que enfrenta se revisará cada tres años.

Entre ellos, destaca el documento de 53 cuartillas difundido en enero pasado, se incluye la tasa de eficiencia terminal en licenciatura, la cual es de apenas 41.1 por ciento al concluir el plazo máximo permitido por la legislación universitaria para cursar una carrera. Sólo 14.9 por ciento de los jóvenes concluyen sus estudios universitarios de acuerdo con su cohorte generacional, por lo que se busca que en la próxima década se incremente a por lo menos 50 por ciento y se reduzca el tiempo promedio excedente que necesitan para concluir su licenciatura, de 3.6 a 1.5 trimestres.

En cuanto a posgrado, sólo 38 por ciento de quienes cursan una especialidad y doctorado terminan de acuerdo con su cohorte generacional, mientras 32 por ciento lo logran en la maestría. En promedio se requieren casi tres trimestres adicionales a lo establecido en los programas de estudios.

Considerada por el sector universitario una de las instituciones públicas de educación superior más importantes del país, hasta 2010 atendía a 51 mil 922 alumnos de licenciatura y posgrado.

La meta para 2024 es incrementar su cobertura en 12 mil 500 nuevos lugares y alcanzar una matrícula de 66 mil 500 estudiantes, mientras se prevé que el incremento real del subsidio federal pase de 2.6 por ciento en 2010 a 4 por ciento para 2024, cuando la institución cumpla 50 años.