Estados
Ver día anteriorDomingo 15 de abril de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Pobladores de Izúcar y de Tepeojuma hieren a golpes a dos más; no hay ningún detenido

Aplican la ley fuga a dos presuntos plagiarios en Puebla; linchan a otro

Esto es el principio; sólo así los delincuentes van a aprender a respetar, afirman los vecinos

Foto
Pobladores armados de Izúcar de Matamoros recorren el municipio en busca de más secuestradores, luego de aplicarles la ley fuga a dos de ellos y linchar a otroFoto César Alejandro López
Javier Puga Martínez
La Jornada de Oriente
Periódico La Jornada
Domingo 15 de abril de 2012, p. 26

Puebla, Pue., 14 de abril. Entre la tarde del viernes y este sábado, pobladores de los municipios de Izúcar de Matamoros y Tepeojuma capturaron, en dos acciones, a cinco presuntos secuestradores. A dos les aplicaron la ley fuga: les ordenaron correr y los acribillaron; a otro lo lincharon, y dos están heridos de gravedad.

Todo comenzó aproximadamente a las 22 horas del jueves, cuando la hija de un ganadero en la región viajaba con sus familiares en un vehículo Jetta verde por la avenida Dolores, cerca de la colonia El Arenal, en Pueblo Nuevo, municipio de Chietla. Ahí fueron interceptados por cinco ocupantes de un carro Sentra blanco, los cuales bajaron a la muchacha y la subieron al vehículo interceptor.

Un reporte de la Procuraduría General de Justicia del Estado indica que a las 23 horas de ese día, los familiares de la joven de 22 años acudieron al Ministerio Público de Izúcar de Matamoros a presentar la denuncia por privación ilegal de la libertad, que quedó asentada en la averiguación previa 605/2012.

Alertados por los familiares por medio de radios de onda corta y telefonía celular, habitantes de Pueblo Nuevo y ranchos aledaños cerraron los accesos y salidas a la comunidad hasta el viernes, cuando capturaron a tres de los presuntos plagiarios. A uno lo ubicaron en un Jetta rojo, a otro en el Sentra blanco, al tercero mientras caminaba.

Para la mañana del viernes, la policía estatal y la ministerial de Puebla se sumaron a la búsqueda de los responsables y de la joven desaparecida, pero para entonces ya la mujer había sido rescatada por los vecinos en las inmediaciones de El Aguacate, y entregada a la policía de Izúcar de Matamoros, que a su vez la devolvió a sus familiares, quienes la llevaron a una clínica para ser valorada.

A los tres presuntos raptores los condujeron por el camino de terracería conocido como Blanco hasta la población El Aguacate.

Las policías estatal y Ministerial, apoyadas por helicópteros, realizaban la búsqueda de los delincuentes y de la víctima cuando se les notificó que los habitantes ya tenían detenidos a los plagiarios en camino Blanco.

Los uniformados trataron de convencer a los vecinos de que entregaran a los captores, pero se negaron y comenzaron a golpearlos. A las 15 horas del viernes unas 300 personas hacían justicia por su propia mano.

Luego les aplicaron la ley fuga: les dijeron que corrieran y, si lograban escapar, quedarían libres. Dos de ellos hicieron caso y fueron abatidos a tiros por la espalda por pobladores que iban armados.

El tercero no corrió, o no pudo, pero recibió una paliza y luego fue entregado a los agentes ministeriales de la Procuraduría General de Justicia, a quienes los vecinos les pidieron no meterse en la decisión de hacer justicia por cuenta propia y así lo hicieron: sólo se limitaron a observar a la distancia.

Hasta las 18 horas aproximadamente los pobladores accedieron a entregar los cadáveres a la policía estatal, la cual se los llevó hasta el anfiteatro de Izúcar de Matamoros para que se les practicara la necropsia. El herido fue internado en el Hospital General del Sur de la capital de Puebla.

La acción de los habitantes de comunidades y rancherías del camino que une a los municipios de Atzala, Chietla, Izúcar de Matamoros, Tepeojuma y el resto de esta parte de la Mixteca poblana no se limitó ahí. La mañana de este sábado, en San Pedro La Junta, municipio de Tepeojuma, capturaron a otros dos integrantes de la banda, integrada por seis secuestradores.

A través de radios de onda corta se convocó a las comunidades aledañas y cuando ya se habían reunido unos 300 pobladores, en asamblea decidieron castigar a los presuntos delincuentes: los tundieron a golpes hasta que uno murió y otro resultó herido de gravedad y luego fue entregado a la policía estatal para ser trasladado a la ciudad de Puebla.

Ningún vecino de la región fue detenido por estos hechos, aunque fueron enviadas patrullas de la policía estatal y unidades del Ejército Mexicano, a las que este sábado se les vio circular por la carretera Izúcar de Matamoros-Acatlán de Osorio.

Trascendió que la banda operaba en la región de Izúcar de Matamoros; cuando se les interrogó habrían dicho que pretendían secuestrar a otras dos jovencitas de la zona. Uno se encuentra prófugo.

Vecinos relataron que esto es sólo el principio y que esperan que más poblados sigan el mismo ejemplo, pues sólo así los delincuentes van a entender que no se deben meter con la gente y para que aprendan a respetar lo poco que tenemos.