Política
Ver día anteriorMiércoles 18 de abril de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Argentina: Golpe de timón
La expropiación de YPF perjudica a todos: Rajoy

La intervención en Repsol-YPF puede frenar nuevas inversiones en AL, advierte el presidente del gobierno español

Se trata de medidas ya descartadas en el contexto del mundo global, afirma Calderón en el Foro Económico Mundial

Foto
Una medida como la expropiación de una empresa española en Argentina sienta un grave precedente para el conjunto de las relaciones comerciales en una economía cada vez más global, afirmó Mariano Rajoy durante su intervención en el Foro Económico Mundial para América Latina, que se celebra en Puerto Vallarta, JaliscoFoto Ap
Ciro Pérez Silva y Susana González
Enviados
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de abril de 2012, p. 2

Puerto Vallarta, Jal., 17 de abril. La expropiación en Argentina de la petrolera española Repsol-YPF puede frenar nuevas inversiones en el conjunto de América Latina, advirtió el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, al externar su molestia por lo que llamó una decisión negativa, que rompe el buen entendimiento y afecta no sólo a España y Argentina, nos perjudica a todos.

También el presidente Felipe Calderón reiteró su condena a la expropiación, al señalar que al tener Petróleos Mexicanos (Pemex) una participación en Repsol, evidentemente esa decisión también afecta el patrimonio de los mexicanos, en una medida ciertamente menor.

Insistió en su rechazo a la medida: a mí me parece que es una cuestión de principios y, también, de legalidad un poco, porque se trata de medidas que ya estaban, de alguna manera, descartadas en el contexto de un mundo global y de un mundo de certidumbre.

Rajoy y Calderón participaban en la sesión plenaria del Foro Económico Mundial para América Latina, cuando el presidente del gobierno español, que asistía para ofrecer su punto de vista sobre la situación económica en Europa, no pudo ocultar su enojo e hizo un paréntesis en su exposición.

Tengo que mostrar mi profundo malestar por la decisión adoptada por el gobierno argentino, que afecta la reputación de Argentina, enfatizó Rajoy en medio del aplauso de los asistentes.

Pero quiero agregar algo más importante, señaló, que el esfuerzo encomiable de los gobiernos latinoamericanos para hacer de la región un destino atractivo y seguro para las inversiones, no puede verse empañado, de ninguna de las maneras, por actuaciones que yo considero puntuales, pero que podrían interpretarse erróneamente por aquellos menos conocedores de la realidad latinoamericana y hacer daño al conjunto del área en un momento como el actual.

Ofreció a los gobiernos latinoamericanos interceder para que eso no suceda, porque no sería justo, o, dicho de otra manera, eso sería sumamente injusto. Insisto, lo que ayer le ha pasado a una empresa española, alguien puede pensar que puede ocurrirle mañana a cualquier otra inversión. Eso, apuntó, sienta un grave precedente para el conjunto de las relaciones comerciales en una economía cada vez más global.

Por todo ello vuelvo a decirles que el gobierno español va a trabajar con intensidad y va a hacerlo con perseverancia para defender no sólo los intereses de una empresa española, que ha contribuido como otras muchas al crecimiento económico y al desarrollo social de Argentina. No, no sólo para eso, vamos a hacerlo porque creo que estamos defendiendo un modelo de relaciones internacionales y comerciales basada en el respeto mutuo entre los países y la seguridad jurídica, que son principios básicos, capitales y elementales para el desarrollo y el bienestar colectivos.

Al término de su intervención el tema fue retomado por Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, quien fungía como moderador y pidió la opinión sobre el tema al presidente Calderón, a quien en un descuido confundió con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Efectivamente, se trata de una medida, como he dicho ayer (lunes), que lamentamos profundamente. Estoy absolutamente convencido de que el camino del crecimiento económico y del desarrollo no es el camino de las expropiaciones, sino el camino de las inversiones. Todos los países en desarrollo, incluyendo los países de América Latina, necesitamos inversiones, necesitamos capital. Somos intensivos en mano de obra, somos escasos en capital. Necesitamos inversiones en nuestra región. Y esas inversiones no vendrán nunca si no hay estado de derecho y plena certidumbre jurídica, aseguró.

Calderón agregó que, “sin menoscabo de la amistad, el respeto recíproco y también, el respeto a las decisiones soberanas de todos los países, incluyendo al pueblo y al gobierno argentino. Pero a mí me parece que es una cuestión de principios y también de legalidad un poco, porque se trata de medidas que ya estaban, de alguna manera, descartadas en el contexto de un mundo global y de un mundo de certidumbre.

El tema relevante es que si queremos una América Latina que prospere, no será una atrapada en sus prejuicios ideológicos, sino una América Latina puesta en la ruta de la inversión y el crecimiento, concluyó.

Por la noche, Calderón ofreció una cena a la orilla del mar a los participantes del foro. Antes de iniciar su intervención, se escuchó a lo lejos: ¡AMLO! ¡AMLO!, grito que pocos entendieron, pues la mayoría de los asistentes a la reunión son extranjeros, pero que irritó a integrantes del gobierno estatal panista.