Cultura
Ver día anteriorJueves 7 de junio de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Terminó en Oaxaca encuentro del IMI

Pugnan por un diálogo hemisférico entre museos

Queremos sacudir el sistema, porque pocos detentan las comunicaciones, indica experta

Merry MacMasters
 
Periódico La Jornada
Jueves 7 de junio de 2012, p. 8

En su segundo encuentro, efectuado hace unos días en Oaxaca, el Instituto Internacional del Museo (IMI, por sus siglas en inglés) buscó entablar una conversación hemisférica, de allí que aparte de Estados Unidos y México, también invitó a representantes de Canadá y Venezuela, y piensan acercarse a Brasil y Argentina.

Re-mix, como se llamó a la reunión organizada por los museos de Arte Fisher, de la Universidad de California del Sur, y Universitario Arte Contemporáneo, de la Universidad Nacional Autónoma de México, con el apoyo de la Fundación Alfredo Harp, tuvo como objeto explorar el papel de los museos regionales y nacionales en América.

El encuentro reunió desde voceros del Museo Getty y la Galería Nacional de Arte hasta del Museo de Arte de Nevada, porque, como observó Selma Holo, directora del Fisher, en nuestro mundo las personas de los grandes museos sólo hablan entre sí, como los directores de los pequeños museos. Las jerarquías no se mezclan muy bien en el mundo del arte.

Trabajo en forma regional

Del primer encuentro salió el libro Más allá de la taquilla: defendiendo a los museos y sus valores sustentables, con ediciones en inglés y español. El tema del segundo libro será museos sobre y fuera de la rejilla, pues queremos que la cuadrícula se rompa. Queremos que una persona de un pequeño museo comunitario, muy creativa, hable, por ejemplo, con el director del Museo Nacional de Arte. Queremos sacudir al sistema, porque en el ámbito de comunicaciones mantiene el poder en muy pocas manos y lo queremos revolver. Deseamos mostrar en qué medida el museo pequeño puede tener un poder que el grande nunca va a conseguir, apunta Holo.

Entre los puntos más relevantes del encuentro, se dijo que los museos van a tener que volverse más filantrópicos entre sí, ya que no siempre se podrá depender de que una persona rica o el gobierno aporte el dinero para echar a andar las cosas. Tendremos que compartir más nuestras colecciones y ser más magnánimos con el conocimiento que generamos. Ha habido una tendencia en los museos, al menos en Estados Unidos, de cobrar mucho dinero para prestar obras de arte. Tenemos que acabar con eso.

Holo también juzga enorme el asunto de responsabilidad social: Les debemos a nuestras varias comunidades, pero éstas están muy mezcladas. Podemos trabajar en forma regional y tener el impacto que un museo solo tal vez no consiga.

Respecto de la interdisciplinariedad, los participantes en Re-mix coincidieron en que cada vez va a ser más y más difícil sólo llamar un museo con un equipo de arte, porque el conocimiento no funciona así. También se habla de esos recintos no sólo como recipientes de conocimiento, sino como generadores de ideas.

Más que la tecnología de vanguardia, les interesó cómo tocar a las personas de manera nueva. También se abordó el tema de museos y ciudadanía, algo de gran relevancia en México que deja ver un sentido de identidad nacional. En Estados Unidos es menos directo, no obstante hoy día pasamos tiempos difíciles. Ya no estamos del todo seguros en qué consiste la identidad nacional estadunidense. Los museos, de manera extraña, toman un papel diferente. Siento que cada uno de esos espacios, en el país que sea, en la medida que nos movemos hacia el futuro, nos enseñarán a ser mejores ciudadanos locales y globales, hacernos personas más tolerantes, abiertos y con la comprensión de que hay contribuciones que son igualmente válidas en lo cultural, ya sea al nivel de un museo utilitario o natural.