Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 3 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Aunque el fenómeno crece, no han sido creados centros de atención especializada

Suicidio, tercera causa de muerte entre adolescentes mexicanos

Por cada nueve varones suicidas hay dos mujeres

Del total de casos reportados en 2010, 77.8 por ciento se presentaron en las grandes urbes y 20.5 en los pequeños poblados

Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Jueves 3 de enero de 2013, p. 33

El suicidio se ha convertido en la tercera causa de muerte entre los adolescentes mexicanos, solamente superado por accidentes automovilísticos y el cáncer, informó Emilia Lucio, académica de la Facultad de Sicología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Detalló que cifras del Instituto Nacional de Siquiatría revelan que de 1990 a 2000 se incrementó en 150 por ciento el número de suicidios entre mexicanos de cinco a 14 años, y en 74 por ciento para los de 15 a 24.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportan que cerca de un millón de personas en todo el orbe se quitan la vida anualmente: casi 3 mil al día. Indican que por cada 20 intentos, alguien lo consuma, y advierten que los jóvenes de entre 15 y 24 años son el sector más vulnerable.

El organismo refiere que el suicidio es la segunda causa de muerte en la población mundial de entre 10 y 24 años y la tercera de los 15 a los 44 años.

En México constituye la tercera causa de muerte entre los adolescentes de 15 a 19 años, asienta el más reciente reporte del Inegi sobre el tema.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señala que en 2010 se registraron en el país 5 mil 12 suicidios (cifra que duplicó a la que se presentó en 1990), de los cuales 29.6 por ciento (mil 483) fueron cometidos por ciudadanos desempleados de 12 años o más.

La investigadora subrayó que se pensaba que la gente se suicidaba por depresión; después se determinó que existen causas derivadas de consumo de alcohol o drogas. Hoy se sabe que el suicido está ligado a la desesperanza, es decir, al hecho de que se pierde la expectativa de una vida con calidad.

La OMS señala que quitarse la vida es resultado de una compleja interacción de factores biológicos, genéticos, sicológicos, sociales, culturales y ambientales. No es un acto racional y representa la única salida que muchas personas encuentran a los problemas, al dolor y la miseria.

El Inegi estima que para llegar a esta acción influyen factores de riesgo de distinta naturaleza: biológicos, sicológicos, sociales, entre otros. Este hecho puede ser previsible, ya que existen síntomas que se manifiestan mediante un proceso que comienza desde que aparecen en el individuo los pensamientos acerca de quitarse la vida, la planeación de cómo hacerlo y los intentos.

Emilia Lucio apuntó que se trata de un proceso en el que los individuos pasan por la ideación, la planeación, el intento y la consumación. Muchos especialistas aseguran que la mayoría de la gente que se priva de la vida ha experimentado acontecimientos estresantes tres meses antes.

La académica de la UNAM, también integrante de la Asociación Mexicana de Suicidiología, afirmó que son los varones quienes consuman más este acto, porque tienden a hacerlo con métodos letales como pistola, armas blancas o ahorcamiento; en tanto, las mujeres lo intentan más, pero usan técnicas menos letales, como la intoxicación con medicamentos o venenos.

Los datos del Inegi apuntan que más de 80 por ciento de los suicidios registrados en el país durante 2010 fueron de varones: por cada dos cometidos por mujeres hubo nueve de hombres.

El estrangulamiento es el método más usado por los suicidas mexicanos, en tanto que a escala mundial es el arma de fuego.

La universitaria señaló que si bien se trata de un fenómeno que ha aumentado en los años recientes en México, no se le ha puesto la atención adecuada, pues la preocupación va más en el sentido de alarma que de prevención.

Del total de casos suscitados en el país en 2010, 77.8 por ciento se presentó en grandes urbes y 20.5 en pequeños poblados. Las entidades con mayor prevalencia fueron Yucatán (10.5 por cada 100 mil habitantes), Quintana Roo (10), Campeche (7.5) y Baja California Sur (7.1).

Datos internacionales estiman que 5 por ciento de las personas intentan suicidarse alguna vez y la prevalencia de esta idea entre la población es de 10 a 14 por ciento. Se prevé que en 2020 se contabilicen millón y medio de muertes por esa causa en todo el mundo.

Añadir un comentario