Mundo
Ver día anteriorLunes 7 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El jefe de la Casa Blanca desbloquea recursos para los estados afectados por Sandy

En el control de armas, Obama irá más allá de la venta de fusiles de asalto

Aún no concluyen trabajos de Joe Biden, encargado de elaborar el proyecto para una iniciativa

Foto
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, regresó ayer a Washington al concluir sus vacaciones de fin de año en Hawai. En la imagen, acompañado de su hija Malia. Al fondo, su esposa, Michelle, y su hija SashaFoto Xinhua
Dpa, Afp, Reuters y Pl
 
Periódico La Jornada
Lunes 7 de enero de 2013, p. 25

Washington, 6 de enero. El presidente Barack Obama planea lanzar una amplia iniciativa para el control de armas en Estados Unidos, que va más allá de la regulación de la venta de fusiles de asalto y municiones de alta capacidad, informó hoy The Washington Post. La estrategia fue delegada al vicepresidente Joe Biden.

El grupo de trabajo que Obama creó tras la matanza de 20 niños y seis adultos en la escuela Sandy Hook, en la localidad de Newtown, Connecticut, para sondear posibles cambios en la ley de tenencia de armas en el país, está evaluando, entre otras cuestiones, facturar todas las compras de armas. También se debe vigilar y registrar la venta y reventa de armas a nivel nacional.

También se prevén penas más duras por la posesión ilegal de armas, por ejemplo, tenerlas cerca de escuelas.

También la persona que entregue armas a menores de edad debe contar en el futuro con castigos más severos, indicó el rotativo, que citó fuentes no identificadas.

Con el objetivo de impulsar la aprobación de estas medidas en el Congreso, la Casa Blanca considera varias fórmulas para proponer a la poderosa Asociación Nacional del Rifle (ANR).

Según el Washington Post, este plan podría incluir el asesoramiento periódico con políticos conocidos por abogar por el control de la tenencia de armas de fuego. También incluiría campañas para conseguir el apoyo de distribuidores minoristas de munición, como la cadena de supermercados Wal-Mart.

La Casa Blanca ha estado en contacto con asesores del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, partidario del control de las armas, que podría emerger como otra figura clave en la agenda de la administración, indicó el Post.

El diario citó a varios involucrados en las negociaciones del gobierno para su iniciativa, como Dan Gross, presidente de la Campaña Brady para la Prevención de la Violencia de Armas, y Chuck Wexler, director ejecutivo del Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía.

La Casa Blanca no emitió comentarios de momento sobre el reporte.

Un vocero del gobierno demócrata dijo al diario que el grupo de Biden aún está trabajando y no ha decidido sus recomendaciones finales.

Esta estrategia es en respuesta a la tragedia ocurrida en Newtown, Connecticut, donde 20 niños y seis adultos fueron asesinados por el joven Adam Lanza, en lo que es considerada una de las peores matanzas en centros escolares en la historia de Estados Unidos.

En tanto, el mandatario estadunidense regresó este domingo a la Casa Blanca y promulgó una ley aprobada por el Congreso para desbloquear 9 mil 700 millones de dólares y entregarlos a territorios afectados por el huracán Sandy en octubre pasado.

La legislación HR 41 permitirá aumentar la capacidad de endeudamiento de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y cubrir los gastos relacionados con inundaciones en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, indicó un comunicado.

Obama propuso liberar ese capital y otros 50 mil millones de dólares con el objetivo de impulsar la recuperación de esas regiones tras los estragos materiales ocasionados por el huracán Sandy, que también dejó más de un centenar de muertos en el país.

La Cámara de Representantes aprobó el viernes pasado la salida de los primeros fondos, luego de recibir fuertes críticas por demorar la votación sin motivos, aunque el Senado le dio luz verde una semana antes.

El presidente de ese pleno legislativo, el republicano John Boehner, prometió someter a consulta el financiamiento restante el próximo día 15.

Sandy es el peor ciclón que haya afectado al país después de Katrina en 2005, en el gobierno del republicano George W. Bush.

Sólo Nueva York necesita 30 mil millones de dólares para la reparación de puentes, túneles, estaciones del metro y viviendas, así como el pago de los salarios de policías, bomberos y personal de emergencia que trabajaron tiempo extra durante la catástrofe.

Añadir un comentario