Mundo
Ver día anteriorSábado 27 de abril de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Los agentes se defendieron porque les arrojaban piedras, justifica el gobernador Macri

Policía de Buenos Aires reprime a empleados de hospital; 50 heridos

Sin avisar, uniformados ingresaron al nosocomio Borda para ocupar un predio en disputa

Autoridades locales aprobaron la construcción de edificios en terrenos del sanatorio

Foto
Tras el enfrentamiento, las autoridades colocaron vallas en el perímetro del centro neurosiquiátricoFoto Xinhua
Foto
Trabajadores, pacientes y hasta una legisladora, entre los lesionadosFoto Xinhua
Stella Calloni
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 27 de abril de 2013, p. 18

Buenos Aires, 26 de abril.

Amparados por la oscuridad de la madrugada, centenares de miembros de la Policía Metropolitana, dependiente del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, ingresaron hoy al sanatorio neurosiquiátrico Borda para ocupar un predio en disputa. Horas después desataron una brutal represión que dejó al menos 50 lesionados, entre ellos pacientes, personal hospitalario y trabajadores de prensa.

Entre 200 y 300 policías de la infantería de la Metropolitana, con armas largas, cascos y escudos, entraron por la parte de atrás del nosocomio para acompañar a un grupo de demolición de una empresa privada, sin ningún aviso previo a las autoridades hospitalarias.

Tras demoler el taller número 19, que se usaba para enseñar oficios a los pacientes –el edificio forma parte de un conjunto considerado patrimonio histórico–, el grupo procedió a rodear de vallas el lugar. Cuando personal hospitalario, enfermos y sus familiares, así como miembros de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se comenzaron a reunir, desataron una feroz represión con balas de goma y toletes, que dejó al menos 50 heridos, entre ellos 10 pacientes, siete enfermeros y una legisladora de la ciudad. Además hubo arrestos, entre ellos el de una médica discapacitada.

El jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, apareció hasta el final de la tarde, aunque previamente había utilizado Twitter para decir que lamentaba lo vivido hoy, pues ¿es normal que a los policías les tiren piedras? Es un día muy triste, pero no podemos ceder a la presión de los violentos, aseveró el alcalde porteño, ligado con la industria de la construcción.

El médico Gabriel Cabia, de la Asociación de Profesionales del Borda, dijo sentir vergüenza de las declaraciones de Macri, quien insistió una y otra vez en conferencia de prensa que la policía se tenía que defender.

De su lado, dirigentes de la ATE denunciaron que sus delegados que pretendían mediar en la situación fueron atacados a mansalva.

Lesionados, tres comunicadores

Tres fotógrafos fueron heridos, entre ellos Pepe Mateo, del diario Clarín, reconocido por haber tomado las fotografías del asesinato de dos militantes sociales en 2002, que sirvieron a la justicia para condenar a los policías culpables.

Desde que asumió su segundo mandato en 2011, Macri ha buscado desalojar el sanatorio Borda para construir edificios de alto nivel considerando que los terrenos que ocupa el centro hospitalario son de alto valor inmobiliario. Ante la resistencia a este plan decidió construir el llamado Centro Cívico en parte del terreno para albergar al gobierno porteño.

Ésta sería la cabecera de playa, denunció esta noche el legislador capitalino de Proyecto Sur, Rafael Gentilici. Así, avanzaría no sólo en los negocios de la tierra, sino también en la destrucción de la salud pública. El Hospital Borda se encuentra en condiciones dramáticas: con pabellones sin gas, algunos sin luz, y ello ha provocado que sus pacientes sean enviados a clínicas privadas contratadas para tercerizar las prestaciones.

Antes de que apareciera Macri, la subjefa del gobierno porteño, María Eugenia Vidal, trató de justificar los hechos diciendo que tenían un amparo judicial para ocupar el lugar, pero ningún funcionario ni policía presentó la orden de allanamiento y desalojo del predio.

La Policía Metropolitana tiene entre sus oficiales, según han denunciado organismos de derechos humanos, agentes y militares de la pasada dictadura militar y cuenta con asesores de Estados Unidos e Israel.

Desde el gobierno nacional, el jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal Medina, declaró que ante cada conflicto en la ciudad se ve un accionar violento de la Metropolitana. Es una muestra de cómo Macri concibe el mundo, la política y la sociedad.

Recordó que el gobierno nacional ha dispuesto la resolución pacífica y el diálogo en los conflictos evitando utilizar la violencia del garrote.

José Luis Mataza, secretario general del sindicato ATE en la capital, dijo que la de hoy fue una represión irracional y que pudo haber causado consecuencias más graves.

La legisladora María Rachid denunció que “ingresé al lugar, y cuando pregunto quién está a cargo del operativo la policía me empujó y golpeó”.

Analistas locales destacaron la protección que goza Macri por las corporaciones mediáticas, ya que diarios y emisoras de las mismas hablaron de incidentes entre policías y manifestantes, minimizando la represión y las cifras de heridos.

ATE convocó a un paro nacional con movilización para la semana próxima.

Añadir un comentario