Mundo
Ver día anteriorViernes 26 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Crece la posibilidad de que Merkel, la canciller federal, sea convocada por el Congreso

Sin avances en Alemania, la indagatoria sobre el espionaje de EU, acusa legislador

Más de 30 escritores alemanes piden al gobierno una explicación sobre la injerencia

Dpa, Reuters y Afp
 
Periódico La Jornada
Viernes 26 de julio de 2013, p. 29

Berlín, 25 de julio.

En Alemania no hemos avanzado nada en torno a la investigación sobre el espionaje de Estados Unidos a través de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), denunció el presidente del órgano de control de la cámara baja del Parlamento, Thomas Oppermann.

El legislador recibió hoy a Ronald Pofalla, jefe del gabinete de la canciller Angela Merkel y encargado de coordinar los servicios secretos del país, como parte de las pesquisas que tratan de confirmar o desechar la supuesta connivencia de los servicios secretos alemanes con la NSA y el presunto conocimiento del gobierno alemán de que Estados Unidos intervino medio millón de comunicaciones al mes en Alemania.

Quiero escuchar por fin la verdad por parte del gobierno alemán, exigió el presidente de Los Verdes, Christian Strobele, pero al final de la comparecencia de Pofalla hubo manifestaciones de inconformidad y cada vez se asoma con más claridad en el horizonte la posibilidad de que Merkel sea convocada por el Bundestag (Congreso).

En tanto, 32 escritores de Alemania suscribieron una carta abierta a Merkel en la que le piden explique lo sucedido.

Vivimos un ataque histórico contra nuestro estado de derecho democrático, debido a la transformación del principio de presunción de inocencia en una sospecha generalizada, escribieron en la carta publicada en el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Esta carta se suma a la escrita por grupos en defensa de los derechos de los ciudadanos que reclaman que se ponga fin a las prácticas de vigilancia estatal al margen de la ley.

La presión aumenta a dos meses de las elecciones federales y las informaciones sobre el espionaje masivo de los servicios secretos estadunidenses –destapado por el ex contratista de la NSA, Edward Snowden– continúan en los medios de información, provocando el enojo de la opinión pública.

La última noticia al respecto, publicada en el diario Bild con base en documentos filtrados por Snowden, apunta a que el gobierno alemán también fue vigilado por la NSA. Hasta ahora no se tenía conocimiento público de que las comunicaciones oficiales también hubieran sido intervenidas.

Sin embargo, en reacción a las revelaciones, Pofalla reiteró hoy que las agencias de inteligencia respetaron plenamente la ley local.

Merkel reconoció la semana pasada que aún es muy pronto para esclarecer todo lo ocurrido y pidió tiempo para poder analizarlo. El presidente Joachim Gauck dijo hoy estar preocupado por “este affaire” y consideró que ha limitado el sentimiento de libertad de los alemanes.

Los ciudadanos no creen que el gobierno alemán no tenía idea de lo que hacían los servicios secretos de Estados Unidos en Alemania.

De acuerdo con una encuesta publicada hoy por el instituto demoscópico Emnid, 74 por ciento de los entrevistados creen que Pofalla sabía del espionaje de la NSA, mientras más de la mitad cree que Merkel fue informada de la existencia del programa Prism de la NSA.

En Washington, mientras tanto, un proyecto de enmienda para reducir el financiamiento a los programas de la NSA para la recolección de datos telefónicos de los estadunidenses fue derrotado en la Cámara de Representantes por un mínimo margen de 12 votos, al cerrar el cómputo con 217 en contra y 205 a favor.

Espero que esto envíe un mensaje claro y que la administración (del presidente Barack Obama) lo comprenda y tome medidas necesarias para intentar calmar las crecientes preocupaciones en el país y en todo el mundo, afirmó el congresista demócrata Gerry Connolly.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks