Sociedad y Justicia
Ver día anteriorViernes 16 de agosto de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Incurrió en graves deficiencias en su labor docente, fallo de autoridades de la UNAM

Destituyen por plagio al profesor Boris Berenzon de la Facultad de Filosofía

Lo acusan los investigadores Juan Manuel Aurrecoechea y Francisco Miñarro; aún puede apelar

Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Viernes 16 de agosto de 2013, p. 34

El consejo técnico de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) acordó destituir al profesor del Colegio de Historia, Boris Berenzon Gorn, por considerar que incurrió en grave deficiencia en las labores docentes o de investigación, objetivamente comprobada.

Lo anterior, con base en el artículo 108 del estatuto del personal académico de la universidad. La resolución se hará oficial en breve, indicaron integrantes del consejo.

Informaron que el acusado podría impugnar la resolución, debido a que el caso será enviado a la Comisión de Honor del Consejo Universitario de la UNAM, donde Berenzon Gorn podría presentar pruebas de descargo.

El consejo técnico de la Facultad de Filosofía y Letras realizó una sesión extraordinaria la noche del pasado martes –que se prolongó más de cinco horas– para analizar las acusaciones de plagio contra Berenzon Gorn, que han sido señaladas por los investigadores Juan Manuel Aurrecoechea y Francisco Miñarro.

Incluso, Aurrecoechea envió el pasado primero de abril una carta al rector de la UNAM, José Narro Robles, en la que denuncia a Berenzon Gorn debido al “descarado plagio de por lo menos 18 párrafos de Puros cuentos: la historia de la historieta en México, 1874-1934, que escribí en coautoría con Armando Bartra y que fue publicado en 1988 por el Conaculta, el Museo de Culturas Populares y Grijalbo”.

Durante la sesión extraordinaria, los miembros del consejo de la Facultad de Filosofía y Letras conocieron tres documentos para tomar la decisión: uno fue presentado por el inculpado, en el que respondió a los señalamientos en su contra: indicó que era una campaña de desprestigio. Además, con base en una opinión legal, expuso que la no atribución de pasajes ajenos no puede considerarse plagio, tal como está definido en las leyes.

Dejar de citar fuentes no es error metodológico

Los otros dos son un texto en el que una representación de profesores del Colegio de Historia mostró otros ejemplos de plagio en media docena de ensayos publicados por Berenzon Gorn, y una carta de Pablo Piccato –egresado de esta facultad y hoy profesor de la Columbia Universidad de Nueva York– en la que pidió al consejo y a la directora de la facultad, Gloria Villegas, manifestar su postura ante la deshonestidad intelectual manifestada por el académico, misiva que ha sido firmada por más de 190 egresados de esa entidad universitaria.

Durante el debate, los integrantes del consejo técnico coincidieron en que no citar fuentes de manera correcta no puede considerarse un error metodológico, sino constituye una falta grave al ejercicio disciplinario y compromete su capacidad para enseñar a estudiantes de licenciatura y posgrado.