Mundo
Ver día anteriorMiércoles 18 de septiembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El gobierno porteño busca eliminar cursos de historia o geografía

Alumnos de secundaria toman colegios de Buenos Aires por cambios en planes de estudio
Stella Calloni
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de septiembre de 2013, p. 30

Buenos Aires, 17 de septiembre.

Estudiantes de secundaria tomaron importantes colegios de esta capital en protesta por una reforma en la que se prevé eliminar cusrso de historia o greografía y que pretende imponer el gobierno de la ciudad de Buenos Aires a partir del próximo año.

El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, rechazó la protesta y sostuvo que las escuelas que aplicarán los cambios el año próximo lo han elegido voluntariamente.

Matías Delgado, presidente del Centro de Estudiantes, que ya ha realizado diversas jornadas de lucha el año pasado contra los intentos del jefe de gobierno, el empresario derechista Mauricio Macr, acusó a éste de querer debilitar la enseñanza pública mediante cambios de programas.

Hace meses que reclamamos de distintas maneras nuestro rechazo a esta reforma educativa que pretende implementar el gobierno de Macri, ya que representa una grave reducción en el nivel académico de las escuelas, dijo Matías Delgado

El dirigente estudiantil afirmó que cualquier reforma que se intente debe ser para avanzar y mejorar los niveles de la educación pública, pero no es eso lo que se nos quiere imponer.

La toma de los colegios se decidió en asambleas estudiantiles. La dirigencia estudiantil advierte que continuarán la toma de colegios hasta que haya una respuesta concreta del gobierno porteño, mientras esta noche había asamblea en colegios de la capital que pueden adherirse a la protesta y creear otras formas como sentadas , clases públicas y movilizaciones.

Queremos que los docentes y alumnos sean actores partícipes de esta reforma, queremos intervenir resolutivamente en el armado de los planes de estudio, indicó el presidente del Centro de Estudiantes quien señala que otro de los reclamos que se hacen es mantener la riqueza educativa que hay en la ciudad.

El programa del gobierno capitalino, que se anunció el año pasado, en el marco de la toma de Escuelas Técnicas y Secundarias, se intenta imponer bajo el título de la Nueva Escuela Secundaria de Calidad (NESC) a partir de marzo del 2014, e intenta reducir los cursos de historia o geografía.

El ministro porteño de Educación, Esteban Bullrich, cuestionó las tomas y dijo que los estudiantes están atacando una vez más a la escuela pública. Su planteamiento es que sólo verán afectadas sus materias para los (alumnos) que ingresan en primer año.

Esto es precisamente lo que indigna a los estudiantes. No estamos pensando sólo en nosotros sino en el futuro de la educación pública y hasta nos ofende que el ministro Bulrich, crea que cuando reclamamos por una educación mejor lo hacemos desde el egoísmo, el individualismo y no del futuro educacional del país, señalan los dirigentes de los colegios tomados.

También informan que luchan para que los docentes y alumnos sean actores partícipes de esta reforma, queremos intervenir resolutivamente en el armado de los planes de estudio.

En ese sentido, el dirigente del Centro de Estudiantes recordó que hoy tenemos 144 orientaciones, lo que demuestra una riqueza académica muy fuerte. Pero según el Consejo Federal (de Educación), para poder homologar esos títulos tenemos que perder toda esa riqueza, reduciendo el número de orientaciones a 10.

Por otra parte, trabajadores del Estado de esta capital marcharon demandando la libertad de los empleados del hospital neurosiquiátrico Borda, que fueron detenidos durante una brutal represión de la Policía Metropolitana, cuando intentaban impedir la destrucción de un edificio protegido donde los pacientes de ese lugar recibían Terapia Ocupacional.

Centenares de trabajadores marcharon hacia los tribunales en protesta contra el gobierno de Macri, que tiene varias denuncias por represión, como en este caso, escuchas telefónicas y espionajes contra opositores, entre otros.

Junto a estos marcharon organizaciones sociales y políticas, para reclamar el sobreseimiento definitivo de ocho empleados detenidos durante la represión de la policía metropolitana el 26 abril de este año en el Hospital Borda.

Fue uno de los momentos más violentos del año, porque la policía entró a un hospital de enfermos mentales al comenzar la mañana y dejó decenas de heridos, entre ellos enfermos internados lo que provocó el rechazo generalizado de organismos humanitarios, sociales y políticos en su momento.

Encabezó la movilización la Asociación Trabajadores del Estado (ATE capital federal) acompañada por diversas organizaciones sindicales y sociales además de legisladores nacionales y de la ciudad de Buenos Aires.

Pedimos el sobreseimiento de los trabajadores detenidos, que en realidad fueron víctimas de la represión y defendieron su lugar de trabajo, dijo Marcelo Frondizi, delegado Adjunto de Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y de los delegados de los Talleres Protegidos del Hospital Borda.

Frondizi denunció que las políticas del gobierno de Macri están diseñadas para destruir la salud pública gratuita y solidaria, la educación y la cultura popular, así como el daño en la destrucción de los sitios históricos de la ciudad, entre otros males.

Sostuvo que hay 14 causas por la represión (en el Hospital Borda) en que las Macri quiso presentarse como querellante pero la justicia lo rechazó, lo que significa que el gobierno porteño sigue siendo responsable de la represión a pacientes, trabajadores y periodistas.

Una corte de Derechos Humans latinoamericana

América Latina trabaja en la creación de una Corte de Derechos Humanos propia, dentro de los organismos de integración de la región, después de los diversos cuestionamientos de varios países del continente han hecho a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que lamentablemente obedece a intereses extranjeros.

Así lo señalaron a este periódico fuentes ligadas a la Secretaría del Mercado Común del Sur (Mercosur). La semana pasada Venezuela concretó su alejamiento de la CIDH después de que denunció la Convención en septiembre de 2012.

El presidente venezolano Nicolás Maduro sostuvo que “nos corresponde construir ese organismo en la Organización de Naciones Unidas como miembros permanentes y de un nuevo sistema de derechos humanos en nuestra América.

Este nuevo sistema americano podría constituirse dentro del esquerma de integración de la Comunidad de Estados Americanos y del Caribe (Celac) y en la Unión de Naciones Sudamericanas

(Unasur).

Medios locales citatron aquí las declaraciones del delegado de Venezuela ante los organismos internacionales de derechos humanos, Germán Saltrón, quien sostuvo que su país ya propuso tener una comisión de Derechos Humanos dentro de Unasur y Celac, que son todos los países que están en la Organización de Estados Americanos (OEA) pero sin Estados Unidos y Canadá. Es una buena esperanza para toda la región, dijo el funcionario.