Economía
Ver día anteriorSábado 7 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México SA

¿Mejores tiempos?

¿Futuro venturoso?

Gasolinazo: 12/12

Carlos Fernández-Vega
U

n año atrás el gobierno entrante y los abajo firmantes del Pacto por México ofrecían a los nativos de este país un futuro venturoso y les prometían resultados tangibles en materia de crecimiento y bienestar, porque vienen, de eso estoy convencido, mejores tiempos para todos los mexicanos (Peña Nieto dixit), y de lo que se trata es lograr la inclusión de todos los sectores sociales y reducir los altos niveles de desigualdad que hoy existen entre las personas y entre las regiones de nuestro país (pactistas dixit).

Era el inicio de su fiesta, pero 12 meses después los únicos resultados tangibles que se registran son los de mayor deterioro social, incremento de la desigualdad y severo deterioro económico, sin olvidar la creciente violencia. ¿Dónde quedó el 5 por ciento de crecimiento, el empleo estable y bien remunerado (el mejor instrumento para terminar con la pobreza) y demás ofertas paradisiacas?

En el balance, el Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN del Tecnológico de Monterrey, campus estado de México, advierte que los resultados económicos que se registran en la recta final de 2013 resultan poco alentadores al compararlos con el mismo periodo del primer año de la administración anterior e incluso con los resultados de finales de 2012.

La actividad industrial reportó un menor desempeño en septiembre del presente año (-1.6 por ciento) comparado con el mismo mes de 2007 y 2012 (0.4 y 1.4, respectivamente) debido a la desaceleración exhibida desde finales del año pasado hasta la mitad del presente, aunado al desplome en la actividad de la construcción. Si bien es cierto que en 2014 se destinaría una suma importante de recursos públicos para impulsar a dicho sector, no se debe descuidar a otros de igual importancia, como son las manufacturas para el crecimiento económico de nuestro país.

En materia laboral, la tasa de desocupación en octubre de 2013 fue de 5 por ciento en términos anuales, la cual es prácticamente la misma del año pasado y mayor a la registrada durante el mismo periodo del primer año de la gestión de gobierno pasado (3.9 por ciento), situación que implica que no ha existido un avance en este renglón.

La inflación es uno de los pocos indicadores que muestran un mejor desempeño, al ubicarse en 3.4 por ciento al cierre de octubre pasado, mientras que en el mismo mes de 2012 se registró 4.6 por ciento debido a que los precios de los alimentos venían precedidos de una volatilidad muy alta. Adicionalmente, las exportaciones también reflejan un mejor comportamiento en este año (3.4 por ciento en 2013 comparado con 1.8 en 2012) como consecuencia de las señales de recuperación que ha exhibido la economía de Estados Unidos en los meses recientes, aunque dicho incremento se encuentra por dejado de 12.5 por ciento registrado en 2007.

El saldo económico del presente año no fue bueno, apunta el CIEN. La Secretaría de Hacienda anunció para 2014 un estimado de crecimiento de 4 por ciento (para 2013 estimó 3.5 por ciento y en los hechos rondará apenas el uno por ciento). Para lograr dicha meta, una de las alternativas es que el sector de la construcción salga de la situación en la cual se encuentra actualmente, por lo que es de suma importancia ejercer de forma inmediata y eficiente los recursos que se han anunciado para ello. Adicionalmente, no se deben descuidar otros sectores clave de la economía, es necesario impulsar su desarrollo de tal forma que se puedan alcanzar niveles de crecimiento sostenidos los cuales reditúen en una mayor generación de empleos.

En octubre, la tasa de desocupación fue de 5 por ciento en términos anuales, nivel que se repitió tanto para los hombres como para las mujeres. Comparada con el mismo periodo del año pasado, la tasa de desocupación se mantuvo prácticamente sin cambios (5 por ciento en 2012 e igual proporción en 2013. Al analizar la tendencia se observa un movimiento al alza tanto para los hombres como para las mujeres, mientras que el total exhíbe señales de estancamiento. Tal situación implica que el panorama en materia de desocupación no presentará una mejora significativa al menos para los próximos periodos.

En lo que respecta a la desocupación por antecedente laboral, el porcentaje de personas desocupadas que cuentan con experiencia se incrementó con respecto al mismo mes del año pasado (91.3 por ciento en 2013 comparado con 89.8 en 2012); en tanto que la proporción de personas desocupadas sin experiencia disminuyó (8.7 en 2013 con respecto a 10.2 en 2012).

Una situación similar se presenta en la estructura de la desocupación por nivel de instrucción, donde los porcentajes más elevados se ubican en los grados educativos más altos, es decir, aquellas personas que cuentan con un nivel superior de preparación sufren de mayor desocupación. En este sentido, se observa que aquellos que cuentan con educación media superior y superior representan el 37.3 por ciento de las personas desocupadas, los que poseen secundaria completa 37 por ciento, primaria completa 16.3 y los que no concluyeron la primaria representan sólo 9.3.

Por entidad federativa la desocupación presentó resultados heterogéneos: 13 registraron una tasa por debajo del promedio nacional de 5 por ciento, siendo Campeche (2.5), Guerrero (2.8) y Chiapas (3.3) las que mostraron los niveles de desocupación más bajos. El otro lado de la moneda revela que 19 entidades se ubicaron por encima del promedio nacional donde destacan Tamaulipas (7.3 por ciento), Durango (6.8) y Tabasco (6.8).

La tasa de ocupación en el sector informal fue de 28.1 por ciento, misma proporción que en octubre de 2012, por lo que será necesario prestar mayor atención a este indicador para mejorar la situación de las personas que se encuentran en dicha condición. La tasa de informalidad laboral se redujo de 60.98 a 59.46 por ciento de la población ocupada. Lo anterior no incluye a más de 6 millones de mexicanos calificados como población disponible, es decir en edad y condición productiva, pero no considerada en la medición de la desocupación.

Las rebanadas del pastel

Ya llegó, ya está aquí: a partir de hoy se aplica el último gasolinazo de 2013, el número 12 de 12 posibles. Pero no se alegren, que cercano está el primero de 2014, año en el que los mexicanos gozarán de más impuestos, mayores precios y tarifas de los servicios públicos, la tradicional cuesta de enero (90 grados) y, por obvias razones, pérdida de poder adquisitivo. Eso sí, la promesa del futuro venturoso se mantiene, como desde hace tres décadas.

Twitter: @cafevega

Añadir un comentario