Política
Ver día anteriorSábado 7 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Acusan a priístas de Banavil de la desaparición de Alonso López

Denuncian a fiscal especializado indígena de Chiapas por incumplir aprehensiones

Familias tzeltales aseguran que recibe dinero de un grupo criminal

Foto
Los priístas y caciques de Banavil están contra nosotros por ser simpatizantes del EZLN, acusan las cuatro familias tzotziles desplazadas desde diciembre de 2011Foto Moysés Zúñiga Santiago
Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Sábado 7 de diciembre de 2013, p. 14

San Cristóbal de las Casas, Chis., 6 de diciembre.

Al cumplirse dos años del ataque sufrido en Banavil, municipio de Tenejapa, contra cuatro familias tzeltales simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), éstas denunciaron al Fiscal Especializado Indígena, Cristóbal Hernández López, por presunta corrupción y complicidad con el grupo criminal, contra el que existen 13 órdenes de aprehensión que, desacatando la orden del juez, nunca se han cumplido. También reiteraron su denuncia contra el grupo de priístas que los agredió, secuestró y desapareció a Alonso López Luna, y propició que sus hijos Lorenzo, Petrona y Miguel López Girón fueran desplazados violentamente junto con sus respectivas familias.

En aquellos hechos, el 4 de diciembre de 2011, falleció Pedro Méndez López, del grupo agresor, y resultaron heridas seis personas. Fuimos agredidos con armas de fuego, desplazados, encarcelados, perseguidos como criminales, objeto de burla de las autoridades, todo por ser indígenas, dijeron en conferencia de prensa, acompañados de su abogado Javier Narváez Morales, quien sostuvo que la fiscalía indígena es la institución más corrupta de esta ciudad. Los indígenas a su vez mencionaron: Le ofrecen dinero al fiscal y él lo acepta.

Añadieron: Los priístas y caciques de Banavil están contra nosotros por ser simpatizantes del EZLN y porque no creemos en el mal gobierno sino en la lucha. En 2007 nos empezaron a agredir. Desde entonces pusimos varias denuncias ante la fiscalía, pero ninguna procedió. Los agresores se pasean en las calles riéndose y burlándose de nosotros, hasta el grado de que trabajan en la presidencia municipal de Tenejapa.

Tras el último ataque iniciamos nuevas denuncias, que no proceden pues hay mucha complicidad del fiscal; no sólo lo decimos nosotros: hay más personas que han reclamado por la mala función de este señor, que no tiene corazón para atender los problemas de los pueblos, sólo está para ver cómo se matan los indígenas, recoger los cuerpos de los muertos y encarcelar a las víctimas. Así ocurrió con Lorenzo López Girón: herido de bala fue encarcelado cuatro meses. Francisco Santiz, base de apoyo del EZLN, quien ni siquiera estaba en el lugar de los hechos, estuvo preso más de un año. Aún existen órdenes de aprehensión contra dos desplazados más y su padre Alonso, aunque las autoridades lo dan como muerto.

Llevamos 730 días viviendo en condiciones inhumanas, mientras el fiscal Hernández López respalda los asesinos. Exigen la devolución de sus tierras y casas, abandonadas y saqueadas. El comandante de la Policía Judicial Especializada ha argumentado estar saturado de trabajo, para no cumplir con el amparo de homicidio de López Luna. Exigimos que nos digan dónde está el resto del cuerpo de nuestro papá.

El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba) señaló que las cuatro familias desplazadas (14 personas) se encuentren en hacinamiento, insalubridad, sin agua potable y a la intemperie. Hace más de un año se inició el acta administrativa 460/1N7A-T1/2012, radicada en la Fiscalía de Justicia Indígena, por el delito de despojo, pero nunca se le ha dado trámite. Las investigaciones no se dieron de manera adecuada y aunque de los expedientes 78/2012 y 42/2011 se desprendieron 13 órdenes de aprehensión por la desaparición de López Luna, no se han ejecutado”. En cambio, se acusa a las víctimas de las agresiones. El Frayba exige condiciones para el pronto retorno de las familias y el encarcelamiento de los asesinos.

Añadir un comentario