Política
Ver día anteriorViernes 20 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En San Pedro Mártir la tenían en su poder simpatizantes de la 59

Maestros de la sección 22 del SNTE recuperan primaria en Oaxaca
Jorge A. Pérez Alfonso
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 20 de diciembre de 2013, p. 22

San Pedro Mártir, Oax., 19 de diciembre

Luego de un enfrentamiento contra pobladores simpatizantes de la sección 59 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), profesores de la sección 22 recuperaron la escuela primaria Hermanos Flores Magón de este municipio, ubicado a unos 50 kilómetros de la capital de Oaxaca.

La zacapela culminó con unos 20 heridos, 10 de ellos maestros, cinco policías estatales y cinco pobladores, además de fotógrafos y reporteros, pero ninguno de gravedad.

Desde las 11 horas, pobladores de la comunidad se reunieron en la escuela, donde advirtieron que los de la sección 22 no son bienvenidos porque allí trabajan bien con los maestros de la sección 59. Los de la 22, acusaron, no cumplieron un acuerdo firmado el 24 de agosto, mediante el cual se comprometieron a que sólo la mitad de la plantilla participaría en las movilizaciones, el resto daría clases, pero en el paro magisterial todos se fueron.

Más tarde, unos 200 profesores de la 22 arribaron a las inmediaciones de la escuela armados con cohetones, bazucas caseras y piedras.

Germán Toledo, asesor de la Secretaría General de Gobierno, trató de convencer a los pobladores de entregar la escuela a los de la 22: Aquí ya no hay diálogo, el tiempo ya se acabó, le respondió uno de ellos. El emisario y otros del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca se retiraron.

Mientras, 330 agentes comandados por el director de la Policía Estatal, Guillermo Luna Gálvez, formaron tres vallas para impedir el ingreso de los profesores, pero poco pudieron hacer cuando los mentores iniciaron su avance y los replegaron.

Un grupo de jóvenes mantuvo a raya a los educadores, quienes utilizaron dos camionetas para atacar; los vehículos terminaron con los parabrisas rotos.

Mientras la refriega se daba en la esquina del panteón municipal, unos 30 profesores entraron a la primaria sin que los vecinos los notaran y así tomaron posesión del inmueble.

Los agentes sólo observaban y se cubrían de las pedradas, pero un cohetón disparado por los maestros le estalló en la mano a una policía, lo que ocasionó que los uniformados se abalanzaran contra los mentores, quienes huyeron momentáneamente. Luego se reagruparon y bloquearon la carretera federal 175 Oaxaca-Puerto Escondido, en espera de más maestros e integrantes de organizaciones sociales.

Una comisión encabezada por Francisco Villalobos, secretario de organización de la sección 22, ingresó de nuevo a la población y acordó con Jaziel Vásquez Castro, coordinador de la Agencia Estatal de Investigaciones, que los policías resguardaran las instalaciones de la primaria Porfirio Díaz que ellos recuperaron.

Por órdenes de Vásquez Castro, los policías liberaron a dos maestras y un profesor que habían detenido.

Añadir un comentario