Sociedad y Justicia
Ver día anteriorDomingo 23 de marzo de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Busca la SEP erradicar riesgos entre alumnos, afirma Rodolfo Tuirán Gutiérrez

En bachillerato, 96% no piensa que el plantel sea lugar de apoyo

Se impulsa el telebachillerato para aumentar la cobertura de ese nivel educativo, señala

Foto
Rodolfo Tuirán Gutiérrez, subsecretario de Educación Media Superior, dice que se impulsa el telebachillerato para aumentar la cobertura de ese nivel educativo en el paísFoto Luis Humberto González
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Domingo 23 de marzo de 2014, p. 32

Reducir los factores y conductas de riesgo que enfrentan los jóvenes que cursan bachillerato es una tarea tan apremiante como mejorar su aprendizaje, pues muchos de quienes acuden a las aulas no se sienten seguros en el plantel, no lo consideran un espacio de respuesta o apoyo para atender sus problemas, reconoció Rodolfo Tuirán Gutiérrez, subsecretario de Educación Media Superior, de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En entrevista con La Jornada, adelantó que la subsecretaría encabeza uno de los esfuerzos más relevantes en el mundo, por su magnitud, para impulsar el desarrollo de habilidades socioemocionales en al menos 2 mil 500 planteles con una matrícula superior a 2 millones de alumnos.

Destacó la necesidad de que este nivel educativo, que atiende a poco más de 4.5 millones de estudiantes en el país, aprenda a manejar mejor su relación con los jóvenes para responder a su enorme heterogeneidad, y darnos cuenta que si no lo hacemos se puede perder el enorme potencial que representan.

Agregó que como parte de las acciones para aumentar la cobertura se impulsa el telebachillerato, mediante el cual se busca atender a 460 mil jóvenes en 7 mil 600 localidades de menos de mil habitantes que no cuentan con opciones para continuar sus estudios. Estimó que podrían invertirse cerca de 4 mil 600 millones de pesos para su desarrollo durante el sexenio.

–¿Cómo se avanza en la prevención y erradicación de riesgos para los jóvenes?

–Los planteles experimentan una enorme cantidad de ellos, además de las propias conductas de los jóvenes. Consideramos que era necesario buscar su empoderamiento y un acompañamiento desde el plantel.

Darles las herramientas para que desarrollen habilidades socioemocionales. Que asuman mayor control personal, que obtengan competencias para lidiar con las relaciones interpersonales y en la toma de decisiones.

–¿Qué tipo de habilidades socioemocionales buscan detonar?

–Estamos desarrollando la experiencia más significativa para que adquieran esas habilidades. Sólo 4 por ciento considera que su escuela es un ámbito de apoyo, cuando debería ser el punto central de cualquier acción para prevenir conductas de riesgo.

“Se busca una combinación entre la capacidad del plantel para detonar un ambiente pacífico y tolerante y el desarrollo de habilidades en tres campos: uno de carácter personal, la autorregulación y autoestima, autosuficiencia, reconocimiento de emociones, tolerancia a la frustración, manejo de estrés, entre otros.

“Además de mejorar las relaciones interpersonales mediante la escucha activa, la asertividad, empatía, manejo de conflictos y comportamiento prosocial, y asumir decisiones por medio de la toma de perspectiva, generación de opciones, pensamiento crítico y análisis de consecuencias.

Tenemos apoyo de facilitadores con formación en sicología para capacitar por una semana a directores y docentes. En cada plantel se formará un comité escolar donde podrán participar de dos a seis estudiantes para construir un diagnóstico y determinar las acciones que se deben aplicar.

–En cuanto a la cobertura universal, ¿qué acciones se emprenderán?

–La meta es alcanzar una cobertura de 80 por ciento de jóvenes, lo que representa aumentar la matrícula en 877 mil estudiantes. Para lograrlo se han detectado diversas estrategias como más planteles; ampliar los actuales donde haya condiciones y demanda; aprovechar la capacidad instalada, abatir el abandono escolar e incrementar la tasa de transición de secundaria a bachillerato.

–¿El telebachillerato es la solución?

–Detectamos que mientras la cobertura en el ámbito urbano alcanza 70 por ciento, en promedio, en las zonas rurales es entre 45 y 48 por ciento. Por eso ideamos el telebachillerato.

Desde septiembre pasado lanzamos una fase piloto en 253 telebachilleratos que atienden a 5 mil 500 jóvenes, y esperamos incorporar para el próximo ciclo mil 200 planteles adicionales con cerca de 30 mil alumnos, e ir incrementado la atención a cerca de 460 mil jóvenes de pequeñas localidades, así como a otros 102 mil que concluyeron su secundaria.