Capital
Ver día anteriorViernes 23 de mayo de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Pobladores desconocen al titular de A. Obregón

Advierten que no permitirán que opere la red hidráulica

Hubo infiltrados en el zafarrancho

Foto
Habitantes de San Bartolo Ameyalco realizaron una asamblea en la plaza principal, en la que exigieron la salida de Leonel Luna de la jefatura delegacional de Álvaro Obregón, por los hechos violentos ocurridos el miércoles pasado. En la imagen, durante la colecta para liberar a los pobladores detenidosFoto Carlos Ramos Mamahua
Rocío González
 
Periódico La Jornada
Viernes 23 de mayo de 2014, p. 37

En asamblea popular, habitantes de San Bartolo Ameyalco desconocieron al jefe delegacional de Álvaro Obregón, Leonel Luna, como su autoridad, y advirtieron que no permitirán que se ponga en operación la red hidráulica que se terminó de instalar ayer por la madrugada, con la cual, aseguraron, se pretende despojar al pueblo de su manantial para dotar de agua a Santa Fe.

Reunidos en la plaza principal, los pobladores, aún indignados por la refriega con elementos de la fuerza pública, afirmaron que la única autoridad que reconocerán a partir de ahora será la asamblea del pueblo, y anticiparon que no permitirán la intervención de ningún partido político.

Molestos por las imágenes difundidas del enfrentamiento, los habitantes sólo permitieron el acceso a unos cuantos medios. Había cientos de granaderos, que no salieron en la televisión, pero los muchachos que están con las piedras, ellos sí salen en primer plano, se quejaron, al señalar que se les tachó de agresores, cuando fueron los granaderos los que llegaron al pueblo.

Una versión de los hechos apunta que la trifulca se desató cuando dos policías de tránsito que agilizaban el transito vehicular –tras el bloqueo por granaderos– fueron retenidos por jóvenes con el rostro cubierto, lo que causó la movilización policiaca en el poblado, mientras los moradores aseguraron que sólo respondieron a la provocación de los uniformados.

Frente al Centro de Salud, uno a uno relató su experiencia y mostrara su indignación. Lo que más me enojó es que golpearon a señoritas y acorralaron a las señoras; no respetaron a nadie, exclamó un poblador, quien narró que ante los golpes de los uniformados sólo alcanzó a levantar los brazos para protegerse el rostro.

Me dio tristeza cómo nos acorralaron, parecía que estábamos en una pamplonada en la que los habitantes no podíamos ir a ningún lado. Nos trataron como animales. No se vale, relató una mujer, quien indicó que en la revuelta hubo gente infiltrada que inició la provocación contra los elementos policiacos.

Al grito de Fuera Leonel Luna, los habitantes señalaron que presentarán una queja en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y otra ante Amnistía Internacional por los hechos violentos del pasado miércoles, y advirtieron que no dialogarán con ninguna autoridad hasta que salga de su cargo el jefe delegacional.

Amagaron también con destruir el ducto recién colocado. Somos un pueblo con usos y costumbres, que afortunadamente tiene un manantial, que muchos quisieran tener, pero ya se los quitaron. Aquí no lo vamos a permitir, señaló Magdaleno Velázquez, oriundo de San Bartolo.

No vamos a dejar que continúe, porque no es para los vecinos, es para los consorcios y todos los edificios de Santa Fe. Leonel Luna dice que la red se surtirá del Cutzamala, pues que les haga un tanque en un predio que tengan y que de ahí les surta, por qué quiere conectarse con el tubo de las aguas del manantial, agregó, y señaló que los habitantes de Torres de Tepito, Ixtlahuaca y Margot, que están afuera del casco urbano, son a los mucho 3 mil, no los 20 mil que dice el delegado.

Con él coincidió una vecina, que decidió omitir su nombre. Quieren llevarse nuestra agua a Santa Fe. Dicen que no, pero no es cierto. Para qué traerían agua del Cutzamala si aquí está el manantial, cuestionó.