Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 20 de mayo de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Apicultores perdieron 40 por ciento de sus colmenas

El gobierno de EU busca remediar reducción de abejas y monarcas

Promoverá limitación de pesticidas y cambios en terrenos federales

Ap
 
Periódico La Jornada
Miércoles 20 de mayo de 2015, p. 42

Washington.

El gobierno federal de Estados Unidos espera combatir el descenso en las poblaciones de abejas y mariposas monarcas con un plan que incluye hacer que los terrenos federales sean más agradables para las abejas, gastar más dinero en investigación y considerar el uso de menos pesticidas.

Los científicos señalan que las abejas, que son cruciales para polinizar muchas cosechas, han sufrido por una combinación de descenso en sus opciones de nutrición, ácaros, enfermedades y pesticidas. El plan federal es una estrategia a todas las bandas que pide a todos, desde burócratas federales hasta ciudadanos, que hagan lo que puedan para salvar a las abejas, que hacen una aportación a la economía estadunidense valorada en más de 15 mil millones de dólares, según el asesor científico de la Casa Blanca, John Holdren.

Los polinizadores tienen problemas, escribió Holdren en un blog, citando un sondeo federal que descubrió que los apicultores perdieron más de 40 por ciento de sus colonias el año pasado, aunque más tarde recuperaron parte dividiendo las colmenas sobrevivientes. Además, la cantidad de mariposas monarcas que pasan el invierno en los bosques de México ha descendido 90 por ciento o más en las últimas dos décadas, así que el gobierno estadunidense trabaja con México para expandir el hábitat para las monarcas en el occidente de ese país.

El plan contempla restaurar 3 millones de hectáreas de hábitat para abejas en los próximos cinco años. Muchas agencias federales tendrán que encontrar la forma de cultivar plantas en terrenos federales que sean más variadas y mejores para alimentar a las abejas, porque los científicos temen que las amplias extensiones de terreno donde se cultiva una única especie hayan perjudicado la nutrición de estos insectos.

El plan no afecta sólo al Departamento del Interior, que controla amplias extensiones de terreno. Agencias en las que normalmente no se pensaría, como la de Desarrollo Urbano y Vivienda y el Departamento de Transportes tendrán que incluir plantas beneficiosas para las abejas en sus terrenos y en las concesiones que gestionen. Esa parte del plan recibió elogios de científicos expertos en abejas.

Por otro lado, la administración propuso gastar 82.5 millones de dólares en investigación en abejas en el próximo año fiscal, frente a los 34 millones de dólares actuales.

El gobierno también redoblará los estudios sobre la seguridad de los pesticidas con neonicotinoides, muy utilizados en Estados Unidos y prohibidos de forma temporal en Europa. Las autoridades estadunidenses no autorizarán nuevos tipos de usos de los pesticidas, al menos hasta que se hagan más estudios, señaló el documento.

No están tomando medidas lo bastante drásticas, hay un reconocimiento de que hay una crisis, dijo Lori Ann Burd, directora de salud medioambiental para el grupo activista Centro de Diversidad Biológica. Las abejas no pueden esperar, aseguró, comparando la idea de hacer más estudios sobre neonicotinoides con ir a un segundo y un tercer mecánico cuando el primero dijo que los frenos están descompuestos.

El informe señala que hay una delgada línea entre la necesidad de emplear pesticidas para ayudar a la agricultura y el daño que pueden hacer a las abejas y otros polinizadores.