Economía
Ver día anteriorViernes 14 de agosto de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

A pesar de las subastas, la moneda nacional se devaluó 25% durante este año: BdeM

Por apuntalar el peso cayeron en 7,469 mdd las reservas del país

La depreciación se debió a la incertidumbre sobre el alza de tasas de interés en EU, así como al retroceso de los precios del petróleo y la caída de la producción nacional de crudo, dice el banco

Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Viernes 14 de agosto de 2015, p. 25

El peso perdió prácticamente una cuarta parte de su valor frente al dólar en el último año, tendencia que se ha acentuado en las semanas recientes por la expectativa de un incremento en las tasas de interés en Estados Unidos y la caída de los ingresos petroleros, mientras el Banco de México ha utilizado 2 mil 573 millones de dólares para subastar entre intermediarios financieros en un intento por contener la depreciación, mostraron datos oficiales.

En el último año, el peso acumuló una devaluación de 24.88 por ciento frente al dólar, mientras que, comparada con una canasta de monedas de países con los que México realiza su comercio exterior, la depreciación es de 13 por ciento, de acuerdo con el Banco de México.

Desde el pasado 30 de julio, cuando reforzó sus mecanismos para tratar de contener la depreciación del peso, el banco central ha subastado 2 mil 573 millones de dólares entre las instituciones participantes en el mercado cambiario mexicano, cuyos nombres no son hechos públicos.

En tanto, la reserva internacional de divisas ha resentido una merma de 7 mil 469 millones de dólares en el año, por operaciones relacionadas con apuntalar el peso. Actualmente se sitúan en 189 mil 718 millones de dólares, de acuerdo con datos del banco central.

La devaluación de 23 por ciento del peso frente al dólar en el último año no ha sido provocada sólo por la volatilidad internacional ante la expectativa de un incremento en la tasa de interés de referencia de Estados Unidos, consideró el Banco de México. La caída en el precio del petróleo y de la producción nacional de crudo –actividad que es la principal fuente de ingresos públicos y una de las mayores generadoras de divisas del país– ha sido también un factor del ajuste en la paridad cambiaria.

En la minuta de su más reciente reunión de política monetaria, divulgada ayer, el Banco de México expresó que el ajuste al alza en la cotización de la moneda nacional, como llamó a la depreciación del peso, obedeció primordialmente a la incertidumbre sobre el incremento de tasas de interés en Estados Unidos, que fueron reducidas a mínimos históricos para apoyar la economía después de la crisis de 2008-2009.

Uno de los integrantes de la junta, que es presidida por el gobernador Agustín Carstens, señaló que de continuar la presión sobre el peso el impacto podría complicarse si se considera la elevada participación de extranjeros como inversionistas en bonos de deuda emitidos por el gobierno en el mercado local, de acuerdo con la minuta de la más reciente reunión de ese órgano colegiado.

La participación de extranjeros como tenedores de bonos de deuda gubnernamental prácticamente se multiplicó por diez desde enero de 2008, cuando era de 217 mil 394 millones de pesos, al monto actual de 2 billones 152 mil 730 millones de pesos, según datos del Banco de México. Esos recursos llegaron al país principalmente para aprovechar las mayores tasas de interés, respecto de las de Estados Unidos –que se ubican en 0.25 por ciento– y, de acuerdo con analistas privados y del sector público, una eventual alza de tasas en Estados Unidos, que se espera ocurra este año y sea de manera gradual, podría revertir esos flujos de capital; esa eventualidad es una de las causas de la devaluación del peso.

En la minuta publicada ayer, el Banco de México mencionó que la mayoría de integrantes de la junta de gobierno consideró que la caída en el precio del petróleo ha sido otro factor que ha contribuido a la depreciación del peso mexicano.

El precio de la mezcla mexicana de exportación retrocedió de 98.79 dólares en promedio para junio de 2014 a 55.89 dólares por barril en el mismo mes de este año, lo que representó una caída de 43.4 por ciento, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos.

Factores internos, como la disminución en la plataforma de producción petrolera, también han influido en el comportamiento de la cotización de la moneda nacional, consideró.