Política
Ver día anteriorLunes 24 de agosto de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En cantidad de balas decomisadas México supera a Irak, Colombia y Brasil

En ocho años, policías del país reportaron robadas o perdidas 17 mil armas de fuego
Carlos Águila Arreola, Patricia Vázquez y Ciro Pérez
Corresponsales y enviado
Periódico La Jornada
Lunes 24 de agosto de 2015, p. 13

Cancún, QR.

En los pasados ocho años, las policías de los 2 mil 445 municipios y las 32 entidades federativas de México reportaron como robadas o perdidas más de 17 mil armas de fuego de todos los calibres y es el país que reportó la cantidad más grande de balas decomisadas entre 42 naciones analizadas, entre ellas Colombia, Brasil, Montenegro e Irak.

Ello, de acuerdo con información de Paulina Arriaga Carrasco, directora ejecutiva de [Des]Arma México, que asiste a la primera Conferencia de los Estados Partes del Tratado sobre Comercio de Armas (TCA), Más armas significan más homicidios.

México, abundó Arriaga, reportó a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés) el decomiso de 115 mil 553 armas entre 2010 y 2013. La cifra es tres veces mayor que las reportadas en el mismo periodo por Alemania, que decomisó 43 mil 543.

México, en 2013, refirió, se ubicó como la segunda nación que decomisó más armas de entre 42 naciones analizadas, sólo después de Colombia, y previamente, en 2011, tuvo la primera posición, con 40 mil 996 armas incautadas.

Precisó que en la mayoría de países analizados, los tipos más comunes de armas incautadas son pistolas y armas cortas, pero en el caso de México son regularmente rifles de asalto y fusiles (AR-15 y AK-47).

Por otra parte, con la ausencia de países como Israel y Rusia, considerados entre el grupo de principales productores de armas, se inició la Primer Conferencia de los Estados Partes (1CEP) del Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), que tiene como finalidad regular el comercio de armas a través de su reporte de exportaciones e importaciones entre los países parte, así como el cruce de información para ubicar focos rojos en su venta ilegal, informó el embajador Jorge Lomónaco, presidente del proceso preparatorio de la conferencia. México es campeón en la negociación de este tratado; el reto es que también sea campeón en su implementación, afirmaron representantes de la sociedad civil.

En entrevista que ofreció unas horas antes de que se inauguren oficialmente los trabajos, el diplomático indicó que a través de ese mecanismo se podrán prevenir potenciales violaciones a los derechos humanos además de que se prohibiría su venta cuando los estados exportadores tuvieran la sospecha de que se utilizarían para cometer crímenes de lesa humanidad.

La activista Arriaga indicó que “sólo el Distrito Federal, estado de México, Guerrero, Durango y las instituciones federales aportan 50 por ciento del total de armas desaparecidas: la PGR y la Policía Federal han ‘extraviado’ 470 armas cada una”, y en el caso de Quintana Roo, con 95 entre 2006 y 2014, no está en los primeros cinco lugares.

Sostuvo que el caso mexicano lo confirma: desde que terminó en 2004 la prohibición de vender al público armas de asalto en Estados Unidos, los homicidios en México crecieron exponencialmente. Para 2012 el aumento ya era de 178 por ciento; en otras palabras, entre 2004 y 2012 las muertes por homicidio casi se triplicaron.

Abundó que un estudio sobre armas de fuego de la Unodc revela que México reportó la cantidad más grande de municiones decomisadas de entre 42 naciones, incluidas Colombia, Brasil, Montenegro e Irak.

En 2011, en el auge de la violencia del narcotráfico, en el país se decomisaron 4 millones 163 mil 577 balas, mientras que ese mismo año Irak, que salía de una guerra civil, decomisó 293 mil 000, casi 14 veces menos que México.