Mundo
Ver día anteriorMiércoles 30 de septiembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El canciller Rodríguez reitera que sin el fin del bloqueo no se normalizará la relación

Castro y Obama envían mensaje de que continúa el acercamiento

Segundo encuentro entre los mandatarios de Cuba y Estados Unidos en unos seis meses

En reunión privada hablan sobre la visita del Papa a sus respectivos países, dice la Casa Blanca

Foto
Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, ayer poco antes de un encuentro privado en la sede la ONU, en Nueva York. Los acompañan en la imagen el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, y la consejera de Seguridad Nacional, Susan Rice (ambos del lado derecho) y el secretario cubano del Exterior, Bruno Rodríguez (tercero del lado izquierdo), entre otros funcionariosFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 30 de septiembre de 2015, p. 26

Nueva York.

El presidente cubano, Raúl Castro, se reunió en privado con su par estadunidense, Barack Obama, en el contexto de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el segundo encuentro personal entre ambos este año, desde el histórico anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas después de medio siglo.

La reunión fue privada pero tan sólo la foto que permitieron antes –donde se dieron la mano con una sonrisa– ya era suficiente para enviar el mensaje de la continuación del acercamiento bilateral, aunque sus respectivos representantes indican que aún hay obstáculos, sobre todo el bloqueo.

Según un comunicado de la Casa Blanca, los mandatarios platicaron sobre la visita del papa Francisco a sus respectivos países, y Obama detalló los esfuerzos que impulsa para fortalecer la relación bilateral en beneficio del pueblo cubano, entre ellos cambios regulatorios que permitirán más viajes de estadunidenses a Cuba, así como facilitar la promoción de negocios en la isla y reiteró el apoyo a favor de los derechos humanos ahí.

El papa Francisco fue un interlocutor clave en el esfuerzo inicial de promover la negociación para la reapertura de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

En conferencia de prensa poco después de la reunión bilateral de los mandatarios, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, indicó que aún se espera más de Obama, ya que sus órdenes ejecutivas hasta la fecha son muy limitadas. Reiteró la posición cubana de que el ritmo de proceso de normalización de las relaciones bilaterales dependerá del levantamiento del bloqueo, de que la realidad del bloqueo sea modificada sustancialmente, al indicar de que el presidente cuenta con las facultades para hacer más.

Obama afirmó en su discurso ante la Asamblea General el lunes que con la ampliación de los contactos que impulsa estoy confiado de que nuestro Congreso inevitablemente levantará el embargo, que ya no debería estar en vigor. Sus palabras sobre el cambio de política estadunidense hacia Cuba fueron recibidas con el mayor aplauso durante su largo discurso.

Vale recordar que sólo el Congreso, y no el presidente, tiene la facultad de anular el bloqueo contra Cuba (eso como resultado de que en los años 90 el Congreso aprobó una legislación que fue promulgada ley por el entonces presidente Bill Clinton que cedió esa facultad hasta entonces del Ejecutivo al Poder Legislativo).

Sin embargo, Obama ha impulsado modificaciones hasta hace poco impensables en la apertura con Cuba. De hecho, está programada la visita de la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, a la isla, la próxima semana, para explorar la ampliación de comercio y otros intercambios entre los dos países y tal vez concluir un acuerdo de aviación civil que permita vuelos comerciales directos a Cuba desde Estados Unidos. Participará en negociaciones con el objetivo de facilitar una implementación más efectiva de las nuevas políticas estadunidenses hacia Cuba, según un comunicado del Departamento de Comercio emitido el lunes.

Siguen circulando versiones extraoficiales de que Obama –después de las visitas de Pritzker y anteriormente la de su secretario de Estado John Kerry, en agosto– desea viajar a Cuba en los próximos meses, pero que eso depende tanto de cambios en la isla como de la dinámica del ciclo electoral actual, que culminará con la votación por su sucesor en noviembre del 2016.

Ésta fue la segunda vez en unos seis meses que ambos mandatarios se vieron en persona. La primera fue en la Cumbre de las Américas en Panamá, en abril pasado, que fue la primera vez que se encontraron los mandatarios de ambos países desde el triunfo de la revolución cubana.