Política
Ver día anteriorSábado 21 de enero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Medidas de seguridad extremas en su primera audiencia ante un tribunal federal

El Chapo se declara no culpable de los 17 cargos que enfrenta en Brooklyn

Respondió sereno a las preguntas del titular del juzgado, con la ayuda de un intérprete

Agencias
 
Periódico La Jornada
Sábado 21 de enero de 2017, p. 12

Nueva York.

Joaquín El Chapo Guzmán Loera se declaró ayer inocente de los 17 cargos que se le imputan en un tribunal federal de Brooklyn, que busca sancionarlo y recuperar parte de los 14 mil millones de dólares que consideran obtuvo como ganancia por introducir droga a Estados Unidos en las pasadas tres décadas.

Con las manos colocadas en la espalda, sin esposas, un Guzmán Loera que parecía calmado y sereno compareció ayer en esa corte, en medio de gran expectación, en un recinto lleno y con medidas extremas de seguridad, como las empleadas para sospechosos de terrorismo.

Agentes armados con fusiles de asalto y perros detectores de explosivos estuvieron presentes durante los 10 minutos que duró la diligencia en la corte, la primera del proceso por el que el líder del cártel de Sinaloa enfrentará a la justicia estadunidense, luego de su intempestiva extradición desde México.

El fiscal federal de Brooklyn, Roberto Capers, dijo en conferencia que a cambio de la extradición, las autoridades de Estados Unidos se comprometieron a no pedir la pena de muerte para Guzmán Loera. Se trata, expuso, de un hombre conocido por una vida de crimen, violencia, muerte y destrucción y ahora tendrá que responder por eso.

No detalló las medidas extraordinarias que podrían tomarse para evitar una fuga del narcotraficante, famoso por evadirse de forma espectacular de prisiones mexicanas. Aseguró, sin embargo, que esta vez no podrá escapar.

Les garantizo que nadie podrá cavar un túnel en el baño, declaró, por su parte, Ángel Meléndez, uno de los agentes a cargo del caso. Relató el estado de Guzmán Loera cuando llegó a territorio de Estados Unidos, luego de su traslado de un penal de Ciudad Juárez. “Cuando salió del avión, en sus ojos se podía leer la sorpresa, el shock y, en cierto modo, también el miedo”.

Ayer, sin embargo, el capo estuvo tranquilo cuando respondía si o no a las preguntas de un juez con la ayuda de un intérprete. Por medio de un defensor público se declaró inocente –no culpable– de los cargos de narcotráfico, delincuencia organizada y asesinato.

Permanecerá detenido, sin derecho a fianza, en una prisión donde también han estado sospechosos de terrorismo y mafiosos, ya que en docuumentos entregados a la corte se advierte que es difícil imaginar a otra persona con mayor riesgo de huir de la justicia.

El fiscal Capers se dijo satisfecho por la cooperación de México y las agencias y jurisdicciones federales que permitieron juzgar en Estados Unidos a uno de los más peligrosos e inasibles narcotraficantes, cuyo imperio va desde Sudamérica a Canadá. Se negó a especular sobre las posibles razones políticas que impulsaron al gobierno mexicano a extraditar el jueves a El Chapo, en la víspera de la toma de posesión de Donald Trump.

Detalló que el primero de los 17 cargos contra Guzmán Loera es haber dirigido el cártel de Sinaloa, que durante más de 30 años envió y distribuyó toneladas de cocaína, heroína y otras drogas a Estados Unidos.

De acuerdo con documentos de la fiscalía, Guzmán Loera se distinguió de otros narcotraficantes mexicanos por su eficacia en el transporte de drogas a Estados Unidos por California, Arizona y Texas y por entregar el dinero recaudado a los proveedores colombianos en tiempo récord.

Todas esas actividades saldrán a la luz ante un gran jurado en un proceso en el que comparecerán al menos 40 testigos. El fiscal Capers no detalló si lo harán el actor Sean Penn, quien sostuvo, junto con la actriz Kate del Castillo, una entrevista clandestina con el capo antes de su segundo arresto, en enero de 2016.