Política
Ver día anteriorLunes 15 de mayo de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Las autoridades deben garantizar la seguridad de periodistas, dice

Condena la CNDH hechos contra la libertad de expresión

Informa que ha entablado comunicación con el Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa

Realizará el acompañamiento necesario, indica

José Antonio Román
 
Periódico La Jornada
Lunes 15 de mayo de 2017, p. 4

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó la agresión perpetrada el pasado sábado por un grupo de hombres armados en contra de periodistas de medios locales, nacionales e internacionales en el estado de Guerrero.

‘‘Permitir que grupos armados intimiden, agredan o violenten a periodistas obliga a que las autoridades de los tres órdenes de gobierno cumplan con su obligación de garantizar la seguridad de la población y el libre ejercicio de la libertad de expresión en México’’, señaló el organismo nacional.

En un comunicado, la CNDH informó haber entablado comunicación telefónica con Eric Chavelas Hernández, del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, con objeto de ofrecer las acciones y el acompañamiento necesario a los periodistas agredidos.

Hay que recordar que el sábado 13 de mayo varios periodistas de medios locales, nacionales e internacionales fueron agredidos por un grupo de hombres armados, cuando arribaron a un retén instalado en la carretera Iguala-Ciudad Altamirano, a la altura del municipio de Acapetlahuaya.

Los comunicadores, que viajaban en dos camionetas, fueron agredidos por hombres armados quienes les robaron sus pertenencias y equipo de trabajo como teléfonos celulares, cámaras y documentos personales, tarjetas bancarias y pasaportes, así como una de las camionetas en las que se desplazaban, además de amenazarlos.

La CNDH tiene identificado al estado de Guerrero como una de las zonas más peligrosas para ejercer el periodismo en México, por lo que es necesario que las autoridades establezcan las condiciones necesarias para garantizar que la labor de las y los comunicadores pueda realizarse sin ningún tipo de afectación por parte de servidores públicos o particulares.

‘‘Por ningún motivo puede permitirse que grupos armados intimiden, agredan o violenten el material de trabajo de las personas que ejercen el periodismo en el estado de Guerrero o en alguna otra región del país’’, señala.