Opinión
Ver día anteriorViernes 28 de julio de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Ni la lluvia ni el viento detienen el movimiento
Vidulfo Rosales Sierra*
E

n el estacionamiento de la normal rural de Ayotzinapa se forman los autobuses. Padres de los 43 y estudiantes de la normal abordan. Van a recorrer 12 estados del país. Se cumplen 34 meses de que desaparecieron a los 43 estudiantes de esta escuela. Se acerca el tercer aniversario de aquel día fatídico, de aquella agresión abominable. El pasado 26 de junio se cumplieron mil días de la desaparición y el 26 de julio 34 meses. Días, meses, años y el tiempo sigue inexorable su curso, pero nada se sabe del paradero de los 43.

Un grupo de padres y madres de familia y estudiantes harán presencia en cada uno de los 12 estados, incluido Guerrero. Se realizarán marchas simultáneas a las cuatro de la tarde con un pronunciamiento central que leerán. No es la primera vez que en varias entidades marchan por la exigencia de presentación con vida de los normalistas, pero sí la primera vez que los padres, madres de familia y los estudiantes intentan ordenar la movilización y mostrar un grado mayor de organización. Para esto estuvieron trabajando meses atrás, en la Asamblea Nacional Popular (ANP) y en reuniones directas que realizaron con las organizaciones y colectivos de estos estados.

Poco a poco los contingentes empiezan a llegar a su destino. El grupo que va a Cuernavaca es el primero en arribar. Colectivos, comunidades y organizaciones ya los esperan. Con alegría y fraternidad los reciben y de inmediato se trasladan al zócalo de la ciudad para ofrecer una rueda de prensa.

La Unidad Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre en Puebla recibe con afecto a la delegación de Ayotzinapa. Aquí los compañeros aún recienten la muerte de Metztli Sarabia y ese día se complica la salud del dirigente Simitrio, quien se encuentra en prisión domiciliaria y tiene que ser hospitalizado. Eso no detiene los planes para la movilización.

En Oaxaca hay hermetismo y parece no haber gente para la marcha. Con preocupación la delegación de padres y madres de familia les avisan que los integrantes del Comité de Víctimas de Nochixtlán fueron atacados en la madrugada del 26 de julio.

A las cuatro de la tarde de manera simultánea inicia la marcha en 16 estados, en medio de lluvias torrenciales. Con las fotografías de los 43 estudiantes desaparecidos los contingentes avanzan. En San Luis Potosí la gente sale de sus casas a tomar fotografías y video a la marcha encabezada por los padres de familia.

El objetivo que los padres se trazaron se está cumpliendo con creces. Empieza a circular en las redes sociales como avanzan las marchas en 16 estados. Cuatro estados más de los programados salen a las calles. La lluvia no cesa. Los mítines inician y los padres y madres de los 43 toman el micrófono para explicar el motivo de la marcha y leer un pronunciamiento.

Las marchas simultáneas en 16 estados del país muestran con nitidez y contundencia la vigencia de la demanda de presentación con vida de los 43 y un grado mayor de organización producto de la constancia en la lucha que desde hace casi tres años mantienen los padres y madres de familia de los normalistas desaparecidos.

El pronunciamiento que leen en tribuna es demoledor: 1. Informan de los nulos avances en las investigaciones del caso y las mentiras del gobierno. Cómo concebir un estado de derecho donde no se sabe el paradero de 43 estudiantes. 2. Hacen un balance de las condiciones de nuestro país, la política económica implantada por este régimen sólo ha producido pobreza extrema, corrupción, una violencia que se desborda y que afecta a miles en este país, encarecimiento de la vida, salarios insultantes que ganan los funcionarios y políticos, encarcelamiento injusto, asesinato y persecución de luchadores sociales y periodistas, el despojo de los territorios a los pueblos indígenas y campesinos. 3. Hacen un breve balance del proceso organizativo. Las dificultades que las organizaciones sociales que luchan por un país mejor han tenido para articularse y erigirse en una oposición política, que genere un contrapeso real a la clase política que esquilma a los de abajo.

Por ello las madres y padres de los 43 en los mítines terminan haciendo un llamado a seguir impulsando la articulación de las luchas desde abajo y con independencia de los partidos políticos y que las jornadas de lucha del 15 al 26 de septiembre en el marco de los tres años de la desaparición de los 43 normalistas la hagan suya organizaciones sociales, sindicales, campesinas, estudiantiles y personas en lo individual y que salgamos a protestar exigiendo la resolución concreta de nuestros problemas, dando muestras de un grado mayor de unidad y organización que sirva de plataforma para seguir impulsando la unidad de las luchas.

*Abogado de los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa