Cultura
Ver día anteriorViernes 11 de agosto de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La escritora encabezó la inauguración de la muestra Migrantes del Mediterráneo

Poniatowska deplora la indiferencia en México hacia los refugiados en Europa

Medio centenar de fotografías de Gabriel Tizón se exhiben en el camellón de Paseo de la Reforma

Foto
Elena Poniatowska reporteando ayer en la calle. Grabadora en mano, charla con el fotoperiodista Gabriel Tizón al término de la inauguración de la muestra sobre migrantesFoto Carlos Ramos Mamahua
Reyes Martínez Torrijos
 
Periódico La Jornada
Viernes 11 de agosto de 2017, p. 4

Aunque conocemos las vicisitudes de los mexicanos que emigran a Estados Unidos, no queremos saber lo que están sufriendo los refugiados en Europa, expulsados por la guerra en Siria, dijo la periodista y escritora Elena Poniatowska durante la inauguración de la muestra Migrantes en el Mediterráneo, del fotógrafo gallego Gabriel Tizón.

Las 50 imágenes de la exposición, con curaduría de David Maawad, emplazadas en el camellón de Paseo de la Reforma, casi esquina con avenida Insurgentes, concluirán exhibición el 31 de agosto.

La muestra es organizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México (CDMX).

Trabajo sobre la ruta balcánica

Poniatowska, colaboradora de La Jornada, añadió: “Es importante que haya llovido un poco, porque nos enseña lo que han sufrido todos los migrantes. Es la mejor idea de la indiferencia de nuestro país, porque nos preocupamos más o menos de todos los que se van a Estados Unidos, pero no queremos saber lo que están sufriendo en Europa, y lo que pasa en Siria, en Grecia, en los campamentos.

Ojalá tomemos conciencia de que a otros les toca una lluvia, una vida y un sufrimiento mucho peor del que podemos siquiera imaginar. Qué bueno que estamos aquí y que recordemos que todos somos migrantes, todos estamos de paso y todos vamos a morir.

Por su parte el fotorreportero Gabriel Tizón explicó a La Jornada que la muestra es resultado de “dos años de trabajo en numerosos países europeos, desde la llegada de las personas que huyen de todos los conflictos de Oriente, desde Turquía y hasta Alemania, la llamada ruta balcánica.

Es un trabajo de acompañamiento, de convivencia. Me considero un fotógrafo cotidiano y me resultó difícil, porque todo era muy rápido y espectacular. Intento reflejar que son personas que caminan en contra de su voluntad.

Tizón mencionó que es una situación novedosa porque los que fotografió son personas que dos días atrás vivían perfectamente y se vieron en la necesidad de huir con sus familias.

El periodismo, expresó, debería tener como protagonistas a las personas. En estos momentos está muy politizado, se habla mucho de números, de nuevas leyes; las fronteras se están cerrando por todas partes. Los medios deberían presentar a estas personas y explicar por qué los migrantes están haciendo algo que no desean y, sobre todo, de dónde vienen y cuál es la consecuencia de su origen.

Eduardo Vázquez Martín, titular de la Secretaría de Cultura de la CDMX, dijo que la exposición es una mirada a la tragedia que sucede en el Mediterráneo, por los conflictos en Oriente durante décadas, que han creado una crisis humana. Muchos habitantes de la ciudad son migrantes y refugiados de otros momentos históricos, de manera que nos vemos en las fotos como en un reflejo.

México ha sido omiso

Carlos Martínez Assad, coordinador del Seminario de Culturas de Medio Oriente de la UNAM, dijo que en el mundo cada minuto unas 20 personas abandonan sus hogares; 65 millones de seres humanos han migrado, cantidad similar o superior a los desplazados durante la Segunda Guerra Mundial.

Añadió que México ha sido omiso en el tema de la migración en la zona referida, pues no tiene migrantes provenientes de esa región. Tiene una obligación moral con esa crisis.

En la apertura de la muestra también participaron Patricia Mercado, titular de la Secretaría de Gobierno capitalina; Leonardo Lomelí, secretario general de la UNAM, y Jesús González Schmall, de la Autoridad del Centro Histórico.